Opinión Nacional

Salvemos a Sakineh

Sí, salvemos a Sakineh. Pero aprovechemos la gran movilización, el clamor mediático de un “caso-símbolo” de esta naturaleza, para que la influencia de la sociedad civil sobre los líderes mundiales no decaiga.

Tenemos que salvar a todos los que son torturados; a los niños-soldado; a los de Gaza, vilmente asesinados en sus escuelas; a los que mueren de hambre todos los días; a los niños, mujeres y hombres que viven en situaciones de extrema precariedad, desesperanzados, desamparados.

Salvemos a Sakineh, pero al mismo tiempo contribuyamos a evitar, por la constancia del poder ciudadano, por la resistencia ya decididamente manifiesta, que vuelvan a producirse violaciones de los derechos humanos como las de las prisiones de Irak, Afganistán o Guantánamo; para que no sólo esta pena de muerte, sino todas las penas de muerte en el mundo pasen a ser imagen de un pasado que ya no volverá a repetirse. Seamos el clamor mundial que evite que el Gobierno de Irán cometa tan abominable práctica; clamor que se mantenga de tal manera, que sean muchas las mujeres del mundo que consigan la deseada emancipación.

Hay que aprovechar estos casos de tanta repercusión mediática, aún sabiendo que a veces esconden interesadas motivaciones, e iniciar la gran transición de la fuerza a la palabra, de la cultura de imposición y violencia a la cultura de entendimiento y conciliación.

Hay que cambiar el mundo. Tenemos que lograr, con la permanencia de esta resuelta voluntad de “intervención democrática”, que se invierta mucho menos en armas y mucho más en solidaridad. Que todos los países comprendan que los tiempos de la discrecionalidad, de la práctica de procedimientos aberrantes e inhumanos de coacción y prevalencia han concluido.

Que ahora es la Humanidad en su conjunto, y no unos cuantos que desde hace siglos ocupan en solitario los escenarios del poder, la que tomará en sus manos las riendas del destino común.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba