Opinión Nacional

Se acabó el diálogo

Recientemente, en una de sus tantas alocuciones, a Chávez, en su incontinencia verbal y como resultado de uno de sus frecuentes ataques de mal genio, se le salió de la boca una desafortunada y reveladora frase: «Se acabó el diálogo con el sector privado».

No cansado de demostrar con hechos el desprecio que tiene por el sector privado (desprecio que, a mi juicio, está guiado por la gran envidia del fracasado ante el éxito ajeno), ahora lo expresa de manera abierta. Si los privados, que somos todos menos el gobierno y los militares, no entienden el mensaje, no será por falta de advertencias ni de evidencias.

Cuando Chávez va a los cuarteles y dice que el que no está con su revolución debe pensar en irse del país; cuando asegura que Dios está con su «revolución»; cuando exonera de culpas en la Megaplasta a la antigua directiva del CNE y ataca a cualquiera que tiene todavía los bríos de disentir o de decir la verdad; cuando califica de ineptos e irresponsables a los gobernadores y alcaldes legítimamente elegidos por el pueblo y les niega los recursos que por ley les corresponden, revela, con meridiana claridad, su mensaje totalitario, que no admite disidencia.

Chávez es demócrata solo de los dientes para afuera. Su «proyecto» no es democrático y los hechos y las palabras están a la vista del que los quiera ver: es autoritario, viola las libertades y los derechos humanos, no admite disidencia y se basa en la imposición del poder y en la creencia de que él, Chávez, es el dueño de la verdad absoluta y que, por tanto, tiene derecho de aniquilar a todo el que no comparta su credo. No en vano cree que Dios está de su lado.

De manera que, desde ese momento, oficialmente, se acabó el diálogo, señores

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba