Opinión Nacional

Se acerca el momento de las chiquitas

Hace aproximadamente un año, un hombre bastante acertado en sus opiniones políticas del continente, para no  exagerar y decir el mundo, pronosticaba que  Chávez debía ver con cuidado lo que le venía encima en este próximo septiembre con las elecciones.

        Decía el amigo Dietrich, autor de las predicciones, que las cosas estaban variando para mal contra el “vergatario bolchevique” y ello a pesar de que sus consejeros mas allegados venían alertando sobre el peligro de las condiciones adversas que se estaban acumulando a raíz de las definitivamente malas acciones y despropósitos en que venían incurriendo en la conducción del gobierno  y la abierta campaña electoral puesta en marcha.

        Por supuesto que ni se contemplaba o pensaba en la torta de los alimentos perdidos por descuido del bueno o del malo, pues esto es como el dolo en derecho, pero con diferentes efectos, el dolo en que incurrieron los intervinientes, bueno o malo, seguirá siendo de por vida “dolo” y produjo daños irreparables para un pueblo mal surtido y peor atendido en sus necesidades alimentarias.

        Ramírez y su combo, los vivos de siempre que hicieron negocios, llegaron al sumo de la estultez, pretendiendo que nadie ni nada permitiera que esas cosas salieran a discutirse en la calle, y mucho menos se descubrieran patucos mas bravos sobre los cuales no se ha dicho nada como es el caso de la re-exportación de lo dañado al pobre pueblo de Haití, que ha procurado mantenerse callado pero sobre lo que hay serios indicios de que si se manipularon los alimentos dirigidos a ese maltrecho pueblo caribeño. Si así fuere, todo se convertirá en peor, se agravarán las culpas y resultará aun mas imperdonable que se hayan manipulado las cosas en esa forma tan indecente y tan falta de humanidad.  No hay castigo suficiente para sancionar tales males.

Decía el mismo comentarista, que todos esos factores negativos, incrementados por los hechos últimamente acaecidos,  son parte de la estrategia electoral para derrotar al partido de Hugo Chávez (PSUV) en las elecciones del 2010, cuyas posibilidades son muy ciertas. En todo el caso  el Presidente no quiere entender lo que hasta sus intelectuales palaciegos en el Centro Internacional Miranda (CIM) finalmente están comprendiendo: que su modelo de gobierno 2003-2007 no sirve más para parar el avance del proyecto imperialista-oligárquico (sobre lo cual comentó en otro de sus artículos anteriores en diciembre del 2008.)

Esos factores negativos y distorsionantes que no han sido tomados en cuenta los enumera claramente el comentarista, y solo los ciegos y sordos no querrán verlos ni  oírlos: “Todas las condiciones de la derrota electoral se están dando: deterioro de la posición presidencial internacional; avance militar uribista-yanqui; inflación incontrolable y política económica disfuncional; bloque opositor electoral con alrededor del 40% de la población; poderosos medios de manipulación de la derecha; agotamiento del discurso bolivariano, ético y del Socialismo del Siglo XXI, y una retórica de amenazas a la cual no siguen acciones); alejamiento de los intelectuales y cuadros críticos; todo esto genera condiciones idóneas para facciones opositoras dentro de las Fuerzas Armadas”

Pero lo que mas llamaba la atención del comentario eran las frases finales, donde advertía: “La derrota electoral de Hugo Chávez sería un retroceso histórico para la Patria Grande entera. Lo trágico es que al igual que en el 2002, el capitán del barco nuevamente no parece ver el iceberg.”

Ahí les queda eso, pues ya estamos muy cerca de los acontecimientos, los supuestos de hecho no han variado, las causas negativas se han incrementado, en fin no podemos pronosticar nada bueno, pero si mucho malo.  Añadamos, que en el último extremo hasta se le puede dar una patada al balde y con el cuento de las amenazas bélicas hasta se suspenda aquello que seguramente no producirá, cuando menos por un buen tiempo los resultados que esperan Chávez y sus muchachos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba