Opinión Nacional

Se cayeron las máscaras

En esta situación en la cual el autoritario régimen militar que bajo la orientación del castrocomunismo cubano arremete contra el pueblo, retoma vigencia el pensamiento de Simón Bolívar: Maldito el soldado que vuelva las Armas de la República contra su Pueblo.

Trágico balance de los sucesos provocados por violencia de Guardia Nacional (GN) y Policía que mal utilizan la identificación Bolivariana; y los “colectivos”, cuerpos paramilitares que Nicolás Maduro decidió convertir en brazo del aparato de seguridad y defensa. Para este miércoles 26 según reconoció en cadena nacional el mismo Maduro, superan cincuenta en el país.

Dirigencia estudiantil da cuenta de  220 heridos de bala.  Los detenidos pasan de 600, unos 530 con régimen de presentación.

Anunció la emblemática Fiscal General que tres detenidos en Caracas, donde hubo 2 muertos, pertenecen al Servicio Inteligencia (Sebin). Unos de esos aparecen en Últimas Noticias y redes sociales disparando.

Reconoció Maduro que “con la misma arma que se mata a Juan Montoya también fue asesinado, 15  minutos después el joven opositor Bassil Da Costa”.

Ensañamiento de la GN se dio con Geraldine Moreno, segunda estudiante asesinada en menos de una semana en Carabobo. Brutalmente fue atacada y después que se cayera le descargaron el arma en la cara.

Juan Manuel Carrasco fue violado con fusil por un protegido militar. Con sus declaraciones en la audiencia el joven tocó sentimientos de la Fiscal asignada, quien con su rostro mojado de lágrimas salió de la sala. También una GN derramó lágrimas en posición ¡firme!

Para colmo, Maduro expresa que la GN actúa apegada a la ley y que por ella tenemos paz. Además recibe en acto público a milicianos motorizados. En Aragua el impuesto gobernador Tareck Zaidan El Aissami Maddah, iza bandera de tupamaros.

Revisando hemeroteca con dolor encontramos reseñas de personajes que antes de asumir funciones gubernamentales, lloraron desaparición de un hijo.

Invocamos y recomendamos a ellos leer los cantos de Andrés Eloy Blanco, con los Poemas a la Madre, al Padre, del hermano, de las hermanas, de la esposa. Mención especial merecen “Canto a los hijos”, con sus 15 poemas, que simboliza el amor a sus dos hijos;  Los hijos infinitos, y Canto de los hijos en marcha.

 

Temeroso ante una muerte provocada, un hijo implora:
Madre, si me matan
que no venga el hombre de las sillas negras.
Madre, si me matan,
pide a los soldados que te den tu muerto.
Y una palabra:
JUSTICIA/ escriban sobre la tumba

 

Inocultable el odio que exterioriza la ex militante copeyana Iris Varela, quien padeció la pérdida de su primer hijo a días de nacido. Como ministra penitenciaria ordenó desalojar calabozos para encarcelar a los manifestantes.

A quienes  han padecido el dolor de madres y que están en el régimen, exponemos los casos reseñados. En este carnaval no celebrado por luto, los comisarios y comisionistas del régimen militar, soltaron sus máscaras.

Al margen: deplorable que un oficial de la GN esté al lado de delincuentes motorizados, pero avergüenza más que se sume uno de la Aviación, tal denunció el Gobierno de Lara.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba