Opinión Nacional

Se ve y se siente

 En apenas dos semanas elescenario electoral quedó marcado: Capriles dueño de la calle y con masivo apoyo popular; mientras que elcandidato Chávez relegó su existencia a las cadenas, ley resorte, encuestas puyadas, la mirada «fantasma» delCNE y al terrorismo mediático.

El escenario principal de Capriles es el territorio nacional con venezolanos en búsqueda de la paz y el progreso de todos en libertad y en democracia. El campo de batalla de HCH está en los predios militares con las hordas del comunismo internacional, con quienes busca mantenerse en el poder para continuar con la destrucción del país bajo la bandera del socialismo.

Son dos personas y campañas distintas, bien diferenciadas tanto es sus banderas políticas como en la forma de ver el futuro. Por un lado un Capriles joven, ubicado por arriba de los partidos e ideologías, sano, que se comunica muy bien con todos los sectores y que ha entendido que sumar es mejor que dividir, especialmente en un país en que casi todo está por resolver.

Por otro lado, el candidato del comunismo, Hugo Chávez, pisando los 60, enfermo, captado por el castrocomunismo, incapaz de comunicarse con más del 73% de la población y sin equipo para gobernar.

Cuando de la Fuerza Armada se trata, Capriles ha expresado que la FA es una institución fundamental para el país y que debe regir su actuación a los mandatos constitucionales de obligatorio cumplimiento. Ha prometido liderarla como Comandante en Jefe, trabajar para su modernización, dedicarla a la seguridad y defensa de la nación. Hugo Chávez metió la política a los cuarteles y continúa haciéndolo de manera abierta e irrespetuosa en sus visitas, en los desfiles, en los ascensos y en cada oportunidad que consigue un lugar para hacerlo.

Los resultados del Referendo Constitucional, aceptados por Chávez pero violados en la práctica, dejaron claro que las clases D y E no desean que Chávez continúe en el poder, de allí que los principales esfuerzos del gobierno han estado dirigidos a ocultar la pérdida del apoyo popular. Hugo Chávez está en minoría, él lo sabe, todos lo sabemos, por eso el Comando Carabobo recurre a las encuestas falsas.

A escasos 90 días, creo, de no haber cambios sustanciales, Capriles continuará recorriendo el país, casa por casa, llevando un mensaje de cambio, de esperanza, ampliando el número de electores que le apoyan para ganar con amplia mayoría. El candidato Chávez continuará dependiendo del uso abusivo del poder y complicidad de los Poderes Públicos.

Lo que no puede el gobierno ocultar ni callar es al pueblo en la calle, movilizado, que entona el himno nacional y a todo pulmón dice «Se ve, se siente, Capriles Presidente».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba