Opinión Nacional

¿Se volteará el caballo?

El afán reeleccionista de quien ya tiene la mayoría venezolana en contra, lo ha llevado a recurrir a las patrañas más absurdas en su obsesión por convencer a sectores de la población de que él no es como es.

Inicio con la búsqueda de la conmiseración por una real o presunta enfermedad, siguió con una prueba forjada de cortarse el cabello al rape. Abjuro del patria socialismo o muerte, afirmo que el abuso del calificativo de socialista sobraba, renegó del color rojo, asiste a misas comulgando y declara que ama a la clase media.

Otras medidas efectistas que también puede tomar será el de voltear el caballo del escudo para donde debe ser y quitarle la octava estrella a la bandera nacional.

¿Qué le faltaría para aumentar su empeño por mostrar a un ser distinto?

Pues devolverle la vida a los millares de venezolanos asesinados a diario por su prédica violenta, romper el continuo aumento de la inflación, acabar con el desabastecimiento, cumplir con un plan real de construcción de viviendas para las nuevas generaciones, resarcir a todos aquellos que injustamente han sido expropiados, reconstruir el parque agro industrial del país, garantizar la propiedad privada, reconstruir la infraestructura vial, revitalizar el sistema eléctrico, fortalecer la autonomía universitaria, cumplir con un auto abastecimiento, divorciarse de comunismo cubano, dejar de apoyar a cuanto dictador longevo existe en el mundo, pedirle a quienes les has regalado los dineros del pueblo venezolano que devuelvan esas con los intereses correspondientes, restituya los derechos a los medios de comunicación clausurados, respete y propicie la libertad e in dependencia de los poderes del Estado, garantice unas elecciones pulcras y resarza a todos aquellos a los que le ha torcido la ida con las listas de Tascon y Maisanta. Enmendar la situación de los despedidos de PDVSA, Dejar de abusar del pensamiento liberal de Bolívar, Simón Rodríguez y Zamora.

Sume el lector lo que pueda faltar como difícil de revertir por el que pretende enmascararse para el continuismo.

Creemos que en medidas emocionales actuara a sus anchas con populismo y demagogia pero en los cambios concretos no lo hará pues no puede vivir sin echarle a perder la vida a los ciudadanos y sin usar la mentira como arma política. La ineficiencia devora a este gobierno.

Es el mejor ejemplo es el del que le preguntan, en el saludo tradicional venezolano ¿Hola pana…que estás haciendo ahora? Y la respuesta medio cínica es: ¡Pues nada, ahora todo lo obtengo hecho!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba