Opinión Nacional

Segunda carta a Ramón Guillermo Aveledo

Con el cariño de casi todos los venezolanos, a quienes por abuso me imagino sería su voluntad, reciba usted nuestros deseos por su felicidad, la posible que se pueda alcanzar, y, de manera muy especial, desearle éxito en su racionalmente compleja función de coordinar la “mesa de la Unidad” de quienes buscan acuerdos para la realización exitosa de las elecciones venideras. De mi anterior carta nada supe, salvo su generoso comentario que hiciese al Dr. Hiram Gaviria, común amigo. No me ha molestado el destino de mis cartas, desde las que van al Niño Jesús, hasta las que suelo echar la mar y a las soledades bellamente resguardas, todas reciben el silencio como respuesta. Lejos de amilanarme me aferro a la palabra, e incluso, a la esperanza de que mis destinarios me honren con leerme y, como el que calla dicen que otorga, insisto en la escritura y amo profundamente la mar aun cuando no me pueda sumergir en la grandeza de sus aguas y disfrutar su belleza y poema de su silencio. O si usted, larense, cuasi paisano mío, (Cuicas Trujillo, -Guillermo Morón es un testigo sin par de estos asuntos -fue siempre una extensión de los caroreños de antes, como La Puerta lo es de los maracuchos) cuantas veces no oiría la humorosa ranchera, “Cartas a ufemia”.

Pues bien, en esa primera carta discurría sobre problemas esenciales de la democracia y para la democracia, mas lejos aún para el ciudadano, para el Hombre. Recuerdo algunas ideas sustantivas. La reducción de la democracia al mero voto, puede ser útil, pero no es ni lo más importante ni trascendente ni siquiera lo más democrático, tanto mas cuanto que el voto en democracia o fuera de ella es absolutamente manipulable, según sea la habilidad de los modelos de propaganda de los manipuladores y el peso de sus bolsillos no se vacíen cuando se “invierten” en la maniobra los necesario millones. Nunca me cansaré de compartir con mis contertulios los ejemplos de Mussolini, Hitler. Ilustro igualmente con demócratas que siendo mejores que a quienes se enfrentan no ganan elecciones. No se si Jospin valga de ejemplo.

Y tocamos sin rubor el caso venezolano. Usted sabe bien que si no se hubiese inhabilitado a Pérez Jiménez, uf! Habría ganado elecciones y todos sabemos que HRCHF podría volver a ganar si la imbecilidad sigue en el ejerció de su “trabajo”. Y sabemos lo que pasa en el PSUV en donde las elecciones son un chiste del presidente que sus secuaces celebran orgullosos. Pero recuerde usted lo que hizo el causi beato Rómulo Betancourt contra el maestro Prieto. (Perdone, no es broma ni ironía, es que ante Hugo Rafael, el caudillo RBB era en puro bebe, poderoso, pero menos voraz). Pues bien, en esa línea de manipular el voto se inscribe mucha gente. Ejemplo, el chamo Leopoldo López y Súmate son eleccionistas y sabemos por qué: el electoralismo puede ser un paso expedito para que sus intereses prevalezcan sobre la razón. Porque, es el otro problema, la democracia así manipulada solo sirve a intereses del más hábil o del líder supremo, del caudillo o del titiritero. Y dentro de los partidos que? Férreas dictaduras se ejercen y ejercieron en nombre de la democracia. El hoy casi santo Rafael Caldera, que fue un emperador “mágico”, tal vez mucho más, fue un demócrata no sui generis, sino según es el género de democracia que practicamos y de cuyos errores (por no oír la crítica, ni a la voz grave del pueblo llano) surge como luz la oscurana de HRCHF. Toqué otro tema, no menos grave que los anteriores, sobre la cualidad de los que han de ser elegidos. Mediocridad que manipula y se nutre de la mediocridad exige de capacidad científica, ética, para superar el inmediatismo de las masas y la incapacidad de tales líderes. Y, su tarea don RGA., es tanto más complicada porque en su complejidad – satisfacer intereses – se oculta, desconoce y soslaya el problema central, se tapa como el gato resuelve sus problemas higiénicos, a saber, el problema cualitativo de la acción humana, de la acción política, y se continúa el ejercicio de la Realpolitik. Se trata, pues, de resolver el problema cualitativo de la democracia y esto pasa porque se defina con claridad cual es el “perfil” para desempeñar determinada función y no que sigamos con gente sin nariz, sin perfil, para destruir en vez de construir. Eso le pasa a HRCHF, él, el comienzo, y termina en sus seguidores amamantados por él para vivir las orgiásticas ventajas del poder. De esto se infiere que el núcleo de esa unidad no está en que reglas se acomodan a sus miembros, concediendo a cada cual cuotas de poder, marginando la consciencia o ajustando el alma a ese tipo de relaciones. X tiene mas le corresponde mas, así sirva menos! Y en este juego así visto caben todas las zancadillas. Vea una, ahora que Rosales está lejos, vea ese ejemplo y hay más, para muchos verlo fuera del Nuevo Tiempo, alejarlo del país, tiene mas interés que ver lo que se hace con Chávez. Y, así, lejos se está de la equidad. Digo que debe crearse las reglas con fundamentos históricos, éticos, científicos y a partir de ellas buscar a quien idóneamente mas se ajuste a ellas. Lo contrario será el fracaso. Aún desplazando a HRCHF tendríamos mochos muchos chavecitos en cada aldea, parroquia, municipio, estados y en Miraflores otro autócrata y eso es posible si se sigue el juego al mero negocio cuantitativo.

Pues bien, yo creo, me queda un poco de fe, que se podría nombrar un equipo de trabajo, expertos, técnicos, filósofos, artistas, y los representantes de los “políticos” que ofician en sus organizaciones, para que conciban y formalicen luego, un programa de gobierno que defina, en el marco de una respuesta cualitativa, la democracia, y qué se hará para poder superar la crisis. Quince días serían suficientes. No puede dejarse nada fuera y menos conformarnos con el parroquianismo, tesis de Ortega, que lo determina como una forma de concebir el mundo a partir del ombligo y creerse que desde allí se puede comprenderlo y aun transformarlo. El caso patético de Chávez y Ortega, dos ejemplos, ellos se meten el dedo en el ombligo, lo chupan y sus cerebros correspondientemente deciden lo que ha de hacerse: combatir al imperialismo y si lo derrotan viviremos en un mundo feliz, mientras tanto vivamos infelizmente para pelear por la realización de la utopía y auto-justificarse como héroes de ese rollo. Naturalmente el parroquianismo puede trocar el ombligo por el bolsillo y, se crea con inimaginable fuerza la chavoburgesía, creo que algo así dijo Teodoro, sin ir muy lejos los Chacón, los Diosdado (que cosa son los nombres y Dios no interviene!), los industriales alternativos, los de la fedecamaradas de la revolución (huye su presidente?) y demás bichos de uña, mejor dicho, bichos de garra, de agarra, y eso que llamaban los antiguos corrupción desaparece y se sustituye por la perversión y orgias que el “vil metal” ayuda a realizar con tanta mas comodidad como dólares y poder se tenga y ejerce.

Este programa, pues, debe decir cual es problema y cómo se puede resolver. Por ejemplo: la basura, la inseguridad, el agua, la escuela, la universidad, el clima, la ecología, las relaciones con Colombia, Brasil Cuba, el mundo… los medios, el transporte. La ciencia, el arte, la tecnología. La educación. Y debe precisar las cualidades que se exigen a quienes quieran ser diputados, alcaldes, gobernadores, legisladores y problemas no menores, el poder judicial el CNE, TSJ… etc. Programa formalizado en el marco de una teoría transparente de cómo se concibe y ejercerá la democracia. Y casi todos esos problemas dependen de la cualidad el proyecto en su aspecto fundamental que y como se sustentas esas respuesta, por tanto, ha de tener claro cual es el papel de la ciencia, la ética y el arte en este proceso, pero no como mero discurso, sino su praxis como ejercicio democrático del poder y, más, como fundamento y orientación en la toma de decisiones y su control. Usted sabe, me dijeron que era un excelente académico, que si las universidades siguen como van y como han sido, particularmente desde que le reforma Caldera a la ley de universidades, la convirtió en una extensión del ejercicio partidistas “exógeno”, que pervirtió el cogobierno y lo convirtió en democracia representativa y participativa, la corrupción se reparte la universidad, y por tanto la impunidad es la forma de ejercer por complacencia, complicidad, el poder interno. Insisto: Caldera convirtió a la Universidad en un extensión de las relaciones de poder político y cuando las relaciones de poder sustituyen la autoridad de la academia, en ese momento, la academia da paso a la ignorancia y esta es lugar donde vive el VOTO que se manipula para ganar elecciones. Dije siempre, en la universidad un voto vale más que un teorema y un poema carece de valor.

Conoce muy bien la famosa frase: la guerra es tan complicada que no se puede dejar en manos de los generales. Menos mal que nuestros generales tienen más afección y afición por los cobres mucho más que por los monstruos de la guerra. Pero esto vale para todo. La educación es tan complicada, tan compleja, que no se puede dejar a los profesores, sino a los maestros. Maestros, muchos de los cuales nunca dieron clase ni estuvieron afiliados a los gremios de esos. Crean! Ah! casi lo olvido la más complicada de las acciones humanas, de todas, la política, y por tanto no se puede abandonarla para que los únicos que la traten, la asuman, la violen también sean los políticos, de modo que este principio de la guerra debe traducirse a la política. La política es asunto tan delicado que no es bueno dejarla a los políticos, exclusivamente. La política para que sea medianamente ética debe ser ampliamente asumida por todos y, entonces, el poder esté mas cerca de todos y sea de todos y cuando esto ocurra hasta se podrá decir, eso si es socialismo compadre!

Como ve Don Ramón, le complico muy mucho sus tareas que, me dicen van por muy bien. Pero si allí, en las condiciones que conocemos, le ha ido bien, más bien y mucho mejor le será dedicarse esos quince días hábiles para saber cual es el programa. Deseable sería un proyecto, pero que problema, lo inmanente se traga lo transcendente. No hay todo el tiempo pero sí hay tiempo. Vea usted, mi texto inmediatamente anterior a este tocaba el trágico problema de la familia sin familia o agrupada en núcleos de desesperación, convertida así en mafia, mas del 36% de los hogares venezolanos carecen de hogar ética y espacialmente constituidos. No tienen padre con la responsabilidad de ser pater familiae. Chávez llega bien a ese submundo, porque su proyecto es aniquilar lo que, perdone, llamo el ontos familia, el ser de la familia y lo que la familia es. Allí vive bien eso que llaman socialismo del S XXI, monstruoso capitalismo de estado en niveles más primitivos, pero, allí llegan las misiones y las dádivas. Una pastillita cubana y un litro de caña. Allí se hace un tipo de política sin política, sin la menor idea de ella, salvo los discursos y argumentos de Chávez a quien se llega a idolatrar. La Política como reflexión y menos como ética no es de su interés. Tenemos la población Niní… ¿cómo animarlos? Con programas que les lleguen para comprometerse, para que se convenzan de que el mañana es hoy, si no, dirán que es mejor malo conocido que bueno por conocer. Gracias, Don Ramón.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba