Opinión Nacional

Seguridad aérea II

Hace dos años, en marzo de 2006, escribimos una nota con este mismo título y similar contenido que mereció su publicación en la edición impresa de EL UNIVERSAL y también en ANALITICA.

Apenas han transcurrido poco menos de dos meses y las estadísticas dicen que en Venezuela han ocurrido once accidentes aéreos donde se han visto involucrados aviones comerciales, aviones privados y helicópteros y se han perdido valiosas vidas de ciudadanos que han abordado dichas naves en viajes de trabajo o de placer.

De acuerdo con lo que leemos, se contabilizan cincuenta y un fallecidos, trece desaparecidos, un herido y cuarenta y tres ilesos.

Los aviones son los vehículos que tienen el mejor desempeño en las estadísticas, tanto de accidentes como de millas-pasajero voladas. Son numerosas las líneas que presentan récords impecables durante muchos años.

Nos resulta de primordial importancia el análisis de las causas probables de un accidente aéreo.

Los aviones son máquinas muy sofisticadas y que generalmente, disponen de las últimas tecnologías y de los más avanzados recursos mecánicos y electrónicos. Mas su funcionamiento es casi perfecto, solo si se respetan todos los extremos de mantenimiento preventivo que emiten tanto sus constructores como las autoridades respectivas.

Las aeronaves que surcan los cielos venezolanos ya no son tan nuevas como lo fueron en otras épocas.

La frecuencia, el alcance y la profundidad de las revisiones y verificaciones a que debe ser sometida una nave que ya tiene un largo historial de vuelos, es mucho más rigurosa y profunda que la prescrita para una unidad de reciente data.

El control de divisas al cual está sometida Venezuela desde ya hace demasiado tiempo tiene que ser un elemento de primer orden en la calidad del mantenimiento al que se someten las aeronaves nacionales.

Es cierto que en nuestro país, desde hace muchísimos años, se han desarrollado talleres muy competentes que han sido certificados por autoridades mundiales, pero la reposición de piezas que se han desgastado por su uso tiene que pasar por las horcas caudinas de CADIVI donde los plazos que transcurren entre la solicitud, su aprobación y la erogación real de las divisas, generalmente se contabilizan en meses.

Otro elemento que tiene que ser revisado profunda y constantemente es el relacionado con los equipamientos terrestres que permiten el mejor uso de las naves y de sus auxiliares de navegación y comunicaciones.

Hasta hace muy pocos meses Venezuela se encontraba disminuida en la lista de naciones que operaban eficientemente sus equipos de radioayuda imprescindibles para el mejor desempeño de la aviación. Se ha hecho un esfuerzo, pero este no satisface a cabalidad los requerimientos de la extensa red de aeropuertos nacionales.

Aparentemente, existe una política no divulgada que favorece la existencia de una empresa oficial y que la competencia la realicen empresas nacionales de recursos limitados. Se constriñe la operación de líneas internacionales de amplia experiencia y grandes capitales. Se habla de política de cielos abiertos y estos están absolutamente controlados.

Las funciones primarias de un Estado serio son las de garantizar una sana competencia y un servicio de calidad a través de una supervisión absolutamente apegada a los dictados de las normas internacionales.

No queremos entrar en las particularidades de los accidentes ocurridos, nuestra ignorancia es grande, pero si queremos anotar que la atención oportuna de los requerimientos de las empresas aéreas para cumplir con los dictados de los boletines de mantenimiento de las aeronaves son un paso imprescindible para garantizar una operación segura y confiable. El retardo de estos requerimientos atenta contra la vida de los pasajeros y de la nación.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba