Opinión Nacional

Señores jueces, métanlo preso para que no opine

Las instrucciones fueron explícitas y no dejan ninguna duda del pavor del régimen dictatorial del chavismo de que las opiniones del venezolano vejado oprimido y perseguido, no se oigan ni se vean por radio y televisión.

Es una instrucción dada por el ejecutivo, que los demás poderes públicos deben acatar y cumplir so pena de enojar al presidente Hugo Chávez, con consecuencias impredecibles, que ningún chavista está dispuesto a experimentar por sí mismo. Al doctor Oswaldo Álvarez Paz, luego de haber sido detenido y encarcelado, por unos dos meses, sin fundamentos legales a la vista, razón por la que tuvieron que dejarlo en libertad, con la condición de que no opinase sobre asuntos asociados a su propio juicio, el cual acaba de iniciarse.

Como político y hombre público, después de su excarcelación, Oswaldo Álvarez Paz ha sido invitado a programas de radio y televisión y sigue opinando valientemente de los diversos temas que afectan a nuestro país. Al parecer, las opiniones de éste siguen molestando enormemente a Hugo Chávez, a tal punto que en su último Aló Presidente dio las instrucciones precisas de que éste fuese encarcelado nuevamente, para que no continúe opinando abiertamente.

Ahora, el juez de la causa tendrá que hacer efectiva las acciones indicadas por el presidente, e inventar una violación jurídica cualquiera, que permita encarcelar de nuevo al ex dirigente político, ex candidato presidencial, ex presidente del Congreso de la República y ex Gobernador del Estado Zulia, para complacer al líder máximo de la revolución bolivariana y evitar así que éste lo exponga públicamente al odio, al desprecio y le encarcele si hace falta, por contra revolucionario.

Son variadas y repetitivas las actuaciones de corte fascista que últimamente ha representado públicamente el presidente de la república de Venezuela, quién ya dejó de cuidar las formas despóticas  de sus actuaciones, cuando se trata de atacar a los líderes de la oposición al gobierno y/o de la disidencia de sus propios seguidores.

Actuaciones como esta, llevan un mensaje claro de no permitir que se emitan críticas contra su gobierno que puedan abrirle los ojos y aclararle las ideas a los seguidores del chavismo, que dicho sea de paso, siguen diariamente las programaciones de Globo visión y demás medios democráticos abiertos al debate público y al libre pensamiento. El presidente no puede permitir, que los venezolanos en general  se informen verazmente de lo que pasa en Venezuela y el mundo, porque se corre el riesgo de que ocurra una epidemia democrática que pudiera contaminar a mucha gente que le apoya, y él no está dispuesto a correr el riesgo de que esto suceda.

Globo visión debe estar ajustando su editorial, filtrando su lista de invitados y preparando un menú de asuntos sobre el que los futuros invitados no podrán opinar bajo ninguna circunstancia. El “Ciudadano Leopoldo Castillo” debe estar más chorreado que palo de gallinero, con esta orden tajante dada por el propio presidente Hugo Chávez. ¡Que Dios nos agarre confesados! Fin.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba