Opinión Nacional

Será de fiar…

Las declaraciones del ex ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel, en las cuales cuestionan las reformas planteadas por el presidente Hugo Chávez, a mi juicio, hay que valorarlas en su contexto. Las considero, en este momento, sorpresivas, preocupantes y debemos ser prudentes.

En primer lugar, las considero sorpresivas, porque han tenido que pasar algunos años, varios muertos y fuertes conflictos para escucharlas. ¿El gobierno actual es distinto al de hace unos años? Algunos miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela han estado al servicio de los partidos políticos y del Presidente de turno. Hay excepciones puntuales y no pretendo generalizar. Esta situación se vivió antes de Hugo Chávez y ahora también. ¿Qué ha cambiado ahora para hacer un llamado de este tipo?
También las valoro como preocupantes: ¿Es posible que el gobierno no conozca el grado de apoyo que tiene entre sus integrantes con respecto a sus planes políticos? Estamos hablando de las declaraciones de un ex ministro que cuestiona al gobierno. Al margen de compartir, o no, las directrices oficialistas, es impensable, en un gobierno serio, que cada cierto tiempo existan integrantes de sus propias filas cuestionando públicamente sus directrices. Ante esta situación, el único razonamiento oficial es que son traidores al pueblo. Estas rupturas, a mi modo de ver, son un signo de debilidad democrática dentro del propio seno del llamado proceso.

Finalmente, aunque las declaraciones de Isaías Baduel son importantes en estos momentos, hay que ser prudentes. ¿Por qué razón? Los venezolanos tenemos que aprender a recordar hechos pasados, no con la finalidad de quedarnos en el pasado sino para no repetir los errores en el futuro. Me refiero a la actitud, que en su momento tomó Arias Cárdenas (también otros, solamente menciono un ejemplo): amigo, luego enemigo, opositor, candidato de la oposición, nuevamente amigo y ahora embajador. ¿Nos hemos olvidado de sus enfrentamientos públicos con el presidente?
¿Es el caso de Isaías Baduel? Según declaraciones, de quienes lo conocen, parece que su actitud es más honesta. Pero, si embargo, hay que ofrecer más que simples palabras para pretender considerarlo una alternativa válida. Si algo debemos aprender del gobierno actual, es que nadie sabe si el que te dice “NO” realmente quiere el “SI”, o, al contrario. En beneficio de la sociedad venezolana, y de quienes consideran a Isaías Baduel una alternativa política válida, esperemos que sus declaraciones no sean una cortina de humo para ocultar las debilidades del gobierno.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba