Opinión Nacional

Servicios Violentos Empresa de Producción Social

Llegaron gritando consignas y a golpes, gritos y empujones rompieron, atacaron y destruyeron el Consejo Legislativo de Carabobo. Venían a defender una petición de 30 mil millones para unas casas que la gobernación no termina de construir y atacaron con ferocidad a periodistas y políticos, porque así se los pautaron.

En Caracas, se aparecieron en motos y carros, proclamándose militantes de la Juventud Metropolitana, identificados con la gestión del alcalde Barreto, en la sede de Globovisión. Allí trataron de intimidar a empleados y propietarios, vestidos con disfraces de un carnaval agresivo y degradante.

Son una constante en Venezuela. En las elecciones, les caen a golpes a los fotógrafos y a los reporteros, les lanzan bin ladens a quienes proteste ante el Consejo Nacional Electoral. En las invasiones programadas por el gobierno, van a la cabeza exigiendo los edificios mas caros, porque enterados del lujo global por la tv, no quieren menos, sin hacer mas.

En Caracas se trasladan en grupos de veinte o treinta, en moticos asignadas por las alcaldías gubernamentales de Libertador y de Sucre, con las cuales traspasan rápidamente la frontera entre manifestación pacífica y grupo de choque. Generalmente van armados y están bien pagados.

Son la demostración de uno de los efectos mas siniestros de la putrefacción de la política venezolana. Los líderes del gobierno actual, que no tienen ni carisma ni arrastre para convencer a nadie de manifestar a favor de las políticas de un gobierno incapaz, al cabo de 10 años de promesas, se convencieron temprano que lo mas fácil es emplear el dinero de los contribuyentes en pagar estos servicios.

¿Quiénes se emplean?.: desempleados, jóvenes en su mayoría sin trabajo ni calificación, estudiantes sin dinero, con ambiciones de protagonismo, todos sin mayores escrúpulos, mujeres agresivas en situación de necesidad, malandros, nadie que tenga estructurada una visión de país, sino personas que no estiman lo suficiente su capacidad de trabajo, que en la búsqueda de la sobrevivencia, están prestos a utilizar golpes, gritos, intimidación, tortura. contra los otros, sin mayor preocupación. No creen que exista redención ni porvenir. Solamente la oportunidad de vengarse de quién le cae mal, de quien creen que tiene mas que ellos injustificadamente, o de divertirse a costa de los gritos o el miedo de otra persona.

Ser joven no proporciona automáticamente un carnet de bondad, equidad y libertad.

En Venezuela hay que tener ojo con las moticos y nuestros pequeños malandros políticos, a sueldo del gobierno, para quienes la vida, los bienes y el futuro del país no significan nada. Sin proyecto, sin futuro, con la violencia como única premisa fundacional, se multiplican con el dinero fácil y nos invaden con demasiada frecuencia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba