Opinión Nacional

Si pierdes, te vas

Hugo Chávez ha logrado que desde 1999 cada proceso electoral haya sido celebrado como un plebiscito en torno a su persona. En cada elección, desde entonces, se ha votado a favor o en contra de su desempeño (y permanencia) como gobernante. Por más que la oposición haya tratado de poner el énfasis en los temas regionales o constitucionales en juego, siempre se ha impuesto la lógica binaria: se vota por Chávez o en su contra.

En estas elecciones para la Asamblea Nacional no será diferente. Chávez hace, nuevamente, de candidato único de su partido PSUV y de los satélites que lo acompañan. Cada candidato nominal chavista aparece como un clon de su jefe. Nadie en la lista roja representa ni siquiera un pálido matiz que se diferencie de lo que dice el caudillo criollo, aunque ahora éste sufra por la lucidez repentina del resucitado de La Habana.

Y está de más recordar que si el chavismo obtiene la mayoría en las elecciones del 26 de septiembre, la Asamblea Nacional continuará en su deslucido papel de amanuense de Miraflores. La jaula de las focas seguiría en su plácida adulancia. Nada cambiaría.    

Chávez ha vuelto a desbocarse en el peculado de uso: montado en carroza carnavalesca recorre el país, incomunica toda la nación por horas -cadenas de radio y TV- para hacer burda propaganda, derrocha su rostro en vallas, afiches, periódicos e Internet, ordena que toda oficina estatal financie actos de campaña y que los altos funcionarios persigan a quienes no se disfrazan de rojo-rojito.

Su atropello es respaldado por la mayoría chavista del CNE. Tibisay no responde por las violaciones a la Constitución y a la Ley que hace el candidato-Presidente. Así como no se ha depurado el registro electoral, tampoco se ha sancionado a los oficiales militares inscritos en el PSUV, algunos de ellos con tareas asignadas en el Plan República que trasladará y resguardará el material electoral.  

Tomando en cuenta que este es el peor momento que ha vivido el desgobierno (aumentan  los asesinatos, los secuestros y los robos; no cesa la crisis eléctrica; la inflación es la más alta del continente; asciende el desempleo; la mega devaluación nos afecta a todos; su crueldad se ha hecho indudable con la muerte de Franklin Brito; la discriminación política permanece con presos y exiliados y la corrupción ha roto todas las marcas con Pudreval, Pdvsa y las empresas de Guayana), la oposición debería aceptar el reto implícito en la mega exposición del Chávez en campaña. Esos abusos deberían ser inaceptables, pero ya que se aceptan deberían tener otras consecuencias políticas. A la demolición con que amenaza Chávez, habría que contestarle: sí queremos que te vayas y mientras más pronto mejor. Si sacas menos votos que nosotros, renuncias y te vas.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba