Opinión Nacional

Si tú no votas otro votará por ti

Decir que el actual estado de cosas que padecemos es producto de la actitud abstencionista es ya una tautología, un enunciado que es cierto por la sola prueba de lo que ha venido sucediendo en todas las elecciones que hemos sufrido en nuestro país en los tiempo recientes.

Si promediamos los votos obtenidos, desde 1998 hasta el presente, por el castro comunismo chavista y lo comparamos contra la abstención y los votos en contra, tomando los datos del mismísimo CNE, tendremos que Chávez ha ganado todas las elecciones con un promedio del 33%, que la abstención promediada alcanza un 51% y que la media de los votantes opositores ha merecido el 16%. Si sumamos abstención más votos opositores tendremos que el 77% de los venezolanos no está de acuerdo con el castro comunismo chavista; pero tampoco han asumido una moral de victoria que haga actuar para respaldar candidatos opositores.

Reconocemos que este argumento es una verdadera redundancia por ser una calificación superflua, tanto como decir que hay un pecado pecaminoso. Está clarito, si no votamos otro votara por nosotros.

Es decir que el no votar atornilla a Chávez en cada elección que se ejecuta. De continuar esa situación Chávez no necesitara de grandes esfuerzos para continuar haciendo y deshaciendo lo que quiera con los bienes de los venezolanos. Solo con tomar una parte de los no votantes después de cerrar las mesas de votación y convertirlos en votos válidos a su favor, tendrá suficiente para implantar su Socialismo del Siglo XXI que no es otra cosa que el modelo comunista cubano.

Si votamos derrotamos al 33% y si nos hacen trampa tendremos que cobrar nuestro triunfo.

Cobrar el triunfo no significa retaliación contra nadie. Significa únicamente que si los votos opositores son suficientes para ganar las elecciones y se cuentan todos los votos para probar que ello sucedió, nadie podrá arrebatarle a quien obtuvo el triunfo en buena lid, la victoria popular.

Hay que saltar el muro del terror que la guerra psicológica ha sembrado en las mentes de los venezolanos con una decidida moral de victoria mediante la organización de la disidencia en una nueva mayoría que este consciente de que es tal.

Todo parece indicar que paso a paso se está logrando la incorporación de quienes de buena fe han creído que la abstención deslegitima, ello ante los hechos cumplidos de un presidente electo por una minoría, de unos gobernadores y alcaldes incompetentes que están actuado como tales y de unos diputados o asambleístas que no respetan a sus escasos electores y abandonan su responsabilidad para convertirse de legisladores en burócratas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba