Opinión Nacional

Si vis pacem, para bellum

Los romanos belicistas, en el Senado del Pueblo Romano y en foros cerrados y abiertos repetían un axioma: “Si vis pacem, para bellum”, cuya traducción española es ‘si quieres la paz, prepárate para la guerra’.

A lo largo de la historia, hasta nuestros días, los militares, los vendedores de armas, los políticos que justifican las carreras armamentistas y los jefes de estado que pretenden ocultar los problemas internos alertando sobre el peligro de amenazas provenientes de enemigos externos, se valen del axioma romano con harta frecuencia. Y esto es así en los países más desarrollados del mundo como en los del tercer mundo y en muchos otros como el nuestro en continuo descenso de categoría.

Por lo que se ha dicho, no es de extrañar que un general, en una reunión oficial de militares, abogue por una preparación para la guerra —después de todo, los militares se preparan siempre para la guerra. Ahora bien, lo que sí resulta insólito y sumamente preocupante es que un oficial de las fuerzas armadas, en un país que se dice democrático y pacifista, prefiera la guerra a la paz y así lo declare públicamente. Sin embargo, tampoco puede causar mucha sorpresa que en la Quinta República, revolucionaria, bolivariana y todo, un militar de alto rango, ávido de complacer al Comandante Supremo, diga semejantes barbaridades.

En un acto castrense en Maracay, encabezado por el Jefe de Estado, quien vestía el uniforme Nº 4, el General de Brigada (FAV) Régulo Anselmi, Comandante de Operaciones Aéreas de la F.A.V. nos dejó, frente a todos los medios de comunicación social, las siguientes palabras: “La paz, no la guerra, es la que destruye a los hombres. La tranquilidad, no el peligro, es la madre de la cobardía. La abundancia, no la necesidad, trae aprensión e inquietud”.

Se nos ha dicho hasta la saciedad, en esta quinta república bolivariana de la revolución democrática y pacífica que el futuro de nuestro país, en un mar de felicidad, va a lograrse sin violencia. Se pretende hacer ver a la comunidad internacional que la Venezuela bolivariana se está convirtiendo, con su presidente, en el más ardiente defensor de la paz. Tan así es esto que en el diario El Universal, hace pocos días, se publicó un aviso, a página completa, de una tal “Universidad Maharishi”, en la que se aplaude la maravillosa labor democrática de (%=Link(«/bitblioteca/hchavez/»,»Hugo Chávez»)%) y se ofrece ayuda a su gobierno, para que Venezuela se convierta en la “capital mundial de la paz”.

Estoy seguro de que las ideas del general Anselmi no son compartidas por la gran mayoría de los oficiales de nuestras fuerzas armadas, formados dentro de una tradición democrática y amiga de la paz. Pero, uno no puede dejar de preocuparse, cuando uno oye a este general y las palabras del Jefe de Estado referidas a lo dicho por el Jefe de Operaciones Aéreas: “Fue una intervención típicamente militar, problema de esa fuerza nueva que anda recorriendo toda la patria, los espacios civiles y militares”.

Volviendo a los romanos, parece ser que Anselmi, en vez de decir “si vis pacem, para bellum”, ha debido decir “nolo pacem, bellum mihi placuit” [‘no quiero la paz, me gusta la guerra’] añadiendo, en inglés, “war is beautiful!”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar