Opinión Nacional

Siete años de cúpulas revolucionarias podridas

A siete años de ‘revolución’ el caos crece pero sin llegar a una situación terminante que signifique el poner en peligro el mantenimiento del presente régimen. Por una parte está la acción de ‘las oposiciones’ que en ningún momento se ha separado radicalmente de la posición de sostén principal de la llamada ‘revolución’. Es el puntal de una estructura política que sirve de base y fundamento a este gobierno. De allí que sea obligado registrar que el régimen a la fecha no ha sabido lo que es oposición. Por ello desarrolla su acción libremente y hace lo que quiere y como quiere.

En este sentido, la más directa y específica protesta que se realiza hoy en este ex-país la conduce un colectivo que dice ser afecta al GP pero que se siente defraudado por la forma como se adelantan las políticas sociales. No es verdad que estos reclamos nacen de las políticas opositoras. En ellas pesa fundamentalmente la necesidad y espontaneidad del colectivo que se ha decidido a ejercer el reclamo.

REVOLUCIÓN CONTRA REVOLUCIÓN

Por muchas partes se ve gente que demanda mejoras y que exige que se le cumpla con los ofrecimientos de reivindicaciones. La Red Nacional de Círculos Bolivarianos se ha hecho eco de esta situación y ha procedido a darle un ultimátum al GP para que comience a gobernar como un revolucionario y tome medidas radicales. A esta manifestación le responde la ortodoxia revolucionario-bolivariana-oficialista para enrostrarle la falta de formación política e ideológica (EN, 18-06-06, A-4).

Y conjuntamente se produce la rebelión del MEP y 14 organismos que se le unen para exigir un mejor gobierno. Porque a siete años de lo que se ha dado en llamar revolución no ha llegado la justicia social ni la honestidad. Por esto se crea el Movimiento Conciencia Revolucionaria (MCR) para seguir en la defensa del ‘proceso’ y del presidente. Es la ‘revolución dentro de la revolución’. Y esto permite enfrentar a los honestos contra los corruptos, a los burócratas contra los trabajadores y, en definitiva, la ‘revolución’ y la contrarrevolución.

LA LUCHA POR LOS COMANDOS

Pero ¿por qué sale a relucir este tema siete años después? ¿Qué lleva al Secretario General del MEP a plantear lo que la dirigencia del MVR lee como un enfrentamiento? El fondo de la disputa está en los anuncios preliminares sobre el comando de campaña para las presidenciales del 03D-06 (UN, 21-06-06,p.16). Para el MCR este comando no puede caer en manos de los cogollos partidistas sino en el pueblo. Sólo así se podrá garantizar los 10 millones de votos por el buche. ¿Qué más se persigue?

El comando de campaña que se designe ahora no sólo tendrá incidencia en la organización del fraude-trampa del 03D-06. Su modelo-composición será tomado en cuenta para los procesos que siguen, como el que toca a gobernadores y alcaldes del año 08. De allí que estemos frente a una clara lucha de posiciones-intereses. El problema no es el triunfo del GP sino lo que va a ocurrir en el próximo gobierno cuando la crisis tome un mayor espacio.

‘LAS OPOSICIONES’ JUEGAN A LAS PRIMARIAS
QUE NO SERÁN

Por ello se movilizan los grupos que saben que a lo interno les esperan grandes contiendas. Hoy se lanzan los círculos, el MEP, se crea una organización de 15 grupos que son la base del MCR. Y a futuro la protesta interna se multiplicará. Mientras, ‘las oposiciones’ se mantendrán en pié de fracaso jugando a unas primarias, que aún si se realizaran no significarán unidad. En ningún caso irán más allá del marco de los pactos negociaciones que muchos adelantan para lograr los mejores dividendos.

A esta hora hay ‘opositores’ y ‘oficialistas’ dispuestos a incursionar en el universo controlado por el ‘jefe único’ a objeto de ofrecer sus buenos oficios ante un liderazgo en vías de agotamiento. La idea es mantener el esquema de la ‘revolución bolivariana y socialista siglo 21’ con otra jefatura. De allí que se llegue a ofrecer la continuación de las misiones y hacer un populismo mucho más profundo que estaría patentizado en el cesta-tiquete petrolero. Esta es la realidad que vivimos. ‘Revolución’ y ‘Oposiciones’ son dos focos de la misma manera de destruir una sociedad. La complicidad-negociación-acuerdos es hoy la medida de todas las cosas.

EL PROPÓSITO ES NO QUEDAR FUERA DEL REPARTO

El propósito es muy claro: utilizar la misma oferta del socialismo siglo 21, sobre el cual se levanta el proyecto-poder hegemónico, para entretener a la gente y hacerla desistir de toda lucha contra el hambre-miseria que se le ha impuesto. La desesperanza-frustración lleva a buena parte del colectivo, víctima de la angustia-presión y que carece de otra posibilidad, a negociar con el régimen su sobre-vivencia. Mientras, los partidos políticos siguen estrictamente sus caducas y agotadas orientaciones que no les diferencian sino que les identifican con ‘el proceso’.

El objetivo a la larga es el mismo: no quedar fuera del reparto. Cualquier migaja los mantiene en la línea de los defensores de esta ‘tiranía constitucional’. La llamada ‘quinta república’ es una continuación de la anterior. No hay ruptura con el pasado sino intento de reinterpretación y cambio de ropaje. Esto se puede ver muy claramente en la figura-actuación del GP. Es el mismo héroe-caudillo-libertador apegado al militarismo-autoritarismo de cualquier momento del llamado ciclo republicano.

CRECE EL MALESTAR POR ENCIMA DE LA RUMBA DE MILLONES

El panorama, en consecuencia, es verdaderamente desolador. Un director del BCV señala: el mando-poder posee hoy ‘tantos dólares que es imposible gastarlos’ (UN, 17-06-06, p. 23). De allí que se disponga de dinero para lo que le dé la gana al ‘jefe único’ y para la compra de las voluntades nacionales e internacionales que haga falta. Además de la compra de los kalashnikov para ponerlos en manos de frentes, brigadas, círculos, misiones y reservas para avanzar en la construcción del socialismo del siglo 21, se montará, con 300 millones de dólares, la fábrica chavinsnikov, que dirigirá el GP y tendrá su sede permanente en Cavim (UN, 20/06/06, p.16).

SOCIALISMO SIN PROLETARIADO PERO MULTIMILLONARIO

En este sentido queda claro que el tal y “novedoso socialismo” ni siquiera tiene el pretexto del proletariado como ‘agente histórico fundamental’. Aquí ese ‘sujeto’ surgiría de la imposición de un modelo militar-cívico que se apoyaría en el abundante y creciente capital-petróleo para crear su propia estructura sociopolítica y su correspondiente burocracia. Nadie puede pensar que sobre la base de unas estructuras económicas y sociales directamente ligadas, cuando no unidas al capitalismo, se puede establecer una sociedad socialista, a menos que ese socialismo 21 no tenga nada que ver con los postulados de los clásicos del marxismo ni con el fracasado ‘socialismo real’ siglo 20.

FUSILES, JÓVENES Y MILLONES PARA DEFENDER LA REVOLUCIÓN

Frente a los consejos comunales (23-06-06) el GP hace gala de esa riqueza y ante la dificultad para ejecutar los dos billones dispuestos para el presente año, decide improvisada y públicamente, destinar 500 millardos para financiar ‘proyectos socialistas’. Y para adquirir tal condición hace falta que sean ‘verdaderamente solidarios’.Y en la conmemoración del tercer aniversario del ‘Frente Francisco de Miranda’ (29/06/06), el GP lo señala como ‘hijo prodigio de la revolución’ y ‘ejército social para apoyar la revolución bolivariana’ que está llamado a organizar y dirigir las misiones y constituir una brigada internacionalista. Porque con esta ‘revolución’ se debe comenzar a restablecer las luchas por la revolución en muchos países.

Por ello, de los 36 mil jóvenes preparados en Cuba, serán kalashnikovmente armados 15 mil, y se les asignará una beca de 350 mil bolívares a 27 mil ‘de estos luchadores sociales bolivarianos’. Para este fin la AN aprobó el 21/06/06 transferir al Ministerio de Agricultura y Tierra 28.6 millardos (EU, 01/07/06, p.A/4) para que cumplan con la misión encomendada.

Así actúa el jefe revolucionario: repartiendo dólares a cambio de ‘realizaciones socialistas’ que, en el corto y largo plazo, se transforman en votos y en defensa armado-violenta incondicional al mayor proceso de destrucción que ha conocido esta historia, ahora amenazado por el ‘imperio’ al cual habrá que enfrentar con una guerra asimétrica que seguramente dirigirá el GP en compañía del nuevo general de jefe de la ‘revolución: Raúl Baduel.

BUENA PARTE DEL COLECTIVO SIGUE ESPERANDO LOS BENEFICIOS GUBERNAMENTALES

Y por encima de la rumba de millones dispuestos para gastos de guerra, avanza un malestar que va más allá de la monstruosidad gubernamental y de ‘las oposiciones’. La acción del colectivo en procura de sus reivindicaciones aumenta progresivamente. Por todas partes está la protesta. Y el rasgo distintivo es que se trata de una movilización contra el gobierno. Y sin embargo se entiende que esta es la única fuente real o potencial para la solución de los grandes problemas. No se concibe que el mando-poder en lo inmediato pueda pasar a manos opositoras.

En muchos casos se critica al ‘gobierno revolucionario’ por no cumplir sus promesas. Pero se saca a relucir un atenuante: el presidente no sabe nada de eso. Y de allí nace o se mantiene la esperanza de obtener algún logro. No hay otra instancia con recursos y poder de decisión de la cual esperar algún beneficio. Por ello -y esto puede resultar paradójico- no es nada extraño que esta gente a la hora de votar lo haga por el GP, por entender que es un poder que no le ha beneficiado pero que pudiera hacerlo en cualquier momento.

EL COLECTIVO SIGUE ENTRAMPADO
EN LAS REDES DEL PROCESO

De allí que ese colectivo se mantenga entrampado en las redes de un ‘proceso’ que, de acuerdo a la visión que se tiene hoy, ‘ganará’ una vez más el 03D-06. Sin embargo, está montada la gran e inevitable crisis que pasará por una dura fase a partir de la campaña electoral 2007-2008, que tenderá a conmover-remover mucho más las estructuras de esta revolución sin revolución ni democracia, pero con tiranía, persecución, perversión y engaño permanente.

Esto indica que nos esperan tiempos mucho más difíciles que los vividos. En el corto plazo no se vislumbra ningún cambio. A mediano plazo pudieran desatarse muchos otros demonios y aumentar la guerra interna del gobierno y, en medio del proceso de destrucción, asomar cuadros-conformaciones como nuevas-futuras realidades. De aquí surge la necesidad de adquirir la más plena conciencia respecto al dónde estamos, hacia dónde y con quién vamos.

EL COLECTIVO TIENE QUE ENFRENTAR LA DESTRUCCIÓN DE LAS CÚPULAS REVOLUCIONARIAS

A partir de este punto, el colectivo podrá crear una política que le permita enfrentar la destrucción y ubicarse en el camino de la construcción de la Venezuela que deje atrás la condición-conciencia de ex-país y se disponga a dejar de lado farsas como las de unas primarias para nombrar un candidato único de ‘las oposiciones de la división’ y para las cuales la reconciliación pasa por su propia desaparición. Entonces será la hora de la historia no entrampada en el proceso de los otros, que sea capaz de enfrentar estos siete años de cúpulas revolucionarias, podridas y perversas que nada tienen que envidiar a las anteriores. [email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba