Opinión Nacional

“Siglo XXI”: 2009, annus horribilis

Enfrentar un balance del año 2009 que se acerca a su fin equivale a sumergirse en uno de los períodos más dramáticos de nuestra historia. El proceso de destrucción, decaimiento, disolución y abatimiento del país ha llegado a extremos. Es imposible enumerar, pero la contracción de la economía, la violación constante de los derechos laborales, las estatizaciones alocadas que han conducido a dejar miles de nuevos desempleados, la destrucción sistemática de la propiedad agraria con la consecuencial pérdida de productividad e incremento de una economía de puertos, la presencia lacerante de presos políticos, la represión contra toda protesta, el deterioro de la salud y el acoso permanente contra la libertad de expresión, familias enlutadas por pérdidas de seres queridos en manos del hampa son algunos, apenas algunos, de los ejemplos a mencionar para definir este 2009 como annus horribilis.

Cada día se suman nuevos elementos, como la amenaza de quitar el seguro HCM a los empleados públicos, el incremento del lenguaje soez, la intervención de bancos como resultado de una evidente lucha entre mafias oficialistas, el descaro de una política exterior que nos conduce a asumir todos los elementos de un Estado paria y las amenazas bélicas contra un pueblo hermano, una interminable retahíla de desaciertos cuyo amontonamiento nos lleva a hablar firmemente de un estado de catástrofe nacional.

El deterioro de los servicios públicos básicos por falta de inversión y de mantenimiento, la inflación galopante, el desánimo general, la ineficiencia hecha gobierno, todo conduce a una Navidad que será de las más tristes y opacas que recuerden los venezolanos. Transcurrirá este período tradicionalmente de reconciliación y celebraciones en medio de una oscuridad impresionante, marcada por el hecho desafiante de una huelga de hambre a las puertas de la sede de la Organización de Estados Americanos en Caracas en procura de respeto por los Derechos Humanos de nuestros compatriotas.

El símbolo cierto de esta Navidad será el de los muchachos huelguistas. Sobre ellos deberemos mantener nuestras miradas, nuestra atención, nuestra solidaridad y nuestro respaldo.

Foro “Siglo XXI” no pretende en este texto enumerar sistemáticamente nuestros padeceres. Lo hemos hecho a lo largo de los ya numerosos documentos  que hemos emitido. Lo que queremos poner en la conciencia de nuestros compatriotas es el desafío de un balance del año que se acerca a su fin, del clima general de desasosiego que afecta a la república, del desvarío incorregible de quienes fungen como nuestros gobernantes, de la destrucción sistemática a la que hemos estado sometidos y que el 2009 encarna como ningún otro año, por la alevosía de los procederes, por la eclosión final de la ineptitud, por el desbocamiento aluvional de todas las taras y miserias ahora engrandecidas a los límites de la disolución y del escarnio.

La república está por concluir un año catastrófico. En este año 2009 ha quedado en evidencia, por si alguien lo dudara, la maldad intrínseca del régimen que padecemos.  Todas sus taras, contradicciones, luchas intestinas, ineptitudes y perversiones han brotado como una catarata arrastrando a la nación a tal estado que el futuro parece disolverse, que la ruina toca a las puertas,  que la admonición de Dante Alighieri parece grabada en todas las entradas a este país herido.

Frente a la perversa realidad Foro “Siglo XXI” advierte a los venezolanos que este proceso de hundimiento se acelerará en el nuevo año. Estamos llegando a una situación terminal para la cual deberemos estar preparados, sobre la cual deberemos implementar el espíritu de un cuerpo social unido en procura de la salida, sobre la cual deberemos implementar nuestra condición de nación y tomar decisiones valientes y colectivas que nos lleven a superar este profundo trauma.

Foro “Siglo XXI” apela a la conciencia nacional, aletargada pero sobreviviente, para el inicio del proceso de salvataje.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba