Opinión Nacional

Sigue adelante Chávez… ¿porque le da la gana?

Entre los gestos melodramáticos de su bien orientada política de panem et circenses (especialmente circenses, por ahora), (%=Link(«/bitblioteca/hchavez/»,»Hugo Chávez»)%) mantiene sus claras expectativas de triunfo electoral el próximo domingo 30 de julio, llueva, truene o relampaguee.

El pomposo uniforme del 5 de julio, la pamela rosada de la Primera Dama, el atiborrado desfile cívico-laboral-ceresoliano-militar, la espada del Libertador en la mano enguantada de blanco, el heroico juramento al Padre Libertador de no dar descanso al brazo hasta acabar con la oligarquía, el permanente enfrentamiento con los medios de comunicación y todo el largo etcétera melodramático presidencial, son elementos bien llevados de una planificada y constante mise en scène que fascina e hipnotiza a las masas depauperadas que ha tiempo ya habían perdido toda esperanza, como en el Infierno de la Divina Comedia de Dante.

(%=Image(1595700,»L»)%) ¿Qué pueden perder esas masas que no hayan perdido ya? Sólo la esperanza, pero para esa pérdida falta aún algún tiempo. Este domingo 30 de julio, las masas le darán a Chávez la clave final del mapa del tesoro revolucionario.

Antier, desde la elevada ubicación frente a las Torres del Centro Simón Bolívar, Chávez volvió a prometerle a esas masas enfervorizadas el rotundo triunfo revolucionario y bolivariano, el knockout fulminante que dará a los contrarrevolucionarios. Nada nuevo, excepto la afirmación de que usará el uniforme militar y esgrimirá la espada del Libertador cada vez que le de la gana, ordinariez innecesaria pero efectista ante las masas, una afirmación de jefe absoluto.

Que lo sea, realmente, es otra cosa. Y que el knockout sea fulminante, también.

Los discursos de cierre no hacen diferencia

Con el único cambio de que esta vez (%=Link(«/bitblioteca/arias_cardenas/»,»Arias Cárdenas»)%) tuvo el buen criterio de montarse solo en la elevada plataforma, no hubo mayores diferencias entre los mitines de cierre de campaña de Chávez y de Arias del fallido cierre de campaña del 24 de mayo pasado, y el cierre de este 26 de julio.

El discurso desordenado, mal improvisado y poco emocionante —pero eso sí, bañado en sudor— de Arias Cárdenas, un orador sin condiciones, y la arenga truculenta y altamente emocional de Chávez, un extraordinario orador popular, fueron, como siempre, la diferencia; diferencia no trascendental, porque a estas alturas muy poco ya podría cambiar.

Arias lució como siempre, frágil, poco impactante en el mensaje y sorprendentemente sudado. Los nervios, pensamos nosotros, o tal vez la lluvia. Chávez anunció que tenía problemas de voz, pero igual emocionó a las masas, las manejó a su antojo, las tuvo en el puño en todo momento, y lució siempre fresco y dominador a lo largo de dos horas.

Estos grandes mitines de clausura nunca cambian los resultados de las elecciones, para estos momentos ya las decisiones están tomadas, ya la suerte está echada.

Variadas posibilidades electorales de este 30 de julio

Sin ánimo de hacer predicciones, consignamos a continuación algunas posibilidades basadas en opiniones de diversas fuentes políticas. Hay demasiadas opiniones diferentes, aunque todas coinciden en una: Chávez ganará de nuevo la Presidencia. La cuestión está en si lo hará apabullantemente, o por los pelos, que ambas alternativas están planteadas.

– Una primera opinión, de fuente gubernamental, señala que Chávez se llevará entre el 50 y el 55 % de los votos (algunos dirigentes apuestan incluso al 60 %) y que perderán sólo 7 gobernaciones: Monagas, Amazonas, Miranda, Trujillo, Falcón, Vargas y Carabobo. Esto señalaría, de paso, que Vargas seguiría siendo una peligrosa espina clavada en el costado del gobierno, porque sería la muestra viva del fracaso oficial.

– Se habla también de que la abstención disminuirá y rondaría el 40 %, principalmente a causa de una clase media preocupada por el chavismo militante y que en consecuencia acudiría masivamente a votar, y a una maquinaria MVR que ya ha aprendido a llevar a sus masas a las mesas electorales.

– Algunos investigadores hablan de que se repetirá el esquema de mayoría chavista en todos los sectores, pero sin ser aplastante.

– Otra fuente politica nos apunta la siguiente proyección:

– Presidencia de la República: Chávez alrededor de 50 %, Arias entre 25 y 32 %, Claudio Fermín entre 3 y 5 %.

– 9 Gobernaciones de AD: Zulia, Mérida, Trujillo, Cojedes, Apure, Amazonas, Bolívar, Monagas, Nueva Esparta (aunque Morel Rodríguez ya no ex militante de AD).

– Gobernaciones con empate hoy: Guárico, entre Manuitt (PPT) y Rafael Emilio Silveira (AD); Sucre, entre Eloy Gil (AD) y Ramón Martínez (MAS no automáticamente chavista); Táchira, entre Sergio Omar Calderón (Copei) y Ronald Blanco La Cruz (MVR) aunque con tendencia hacia Calderón; Delta Amacuro, entre Emery Mata Millán (exAD) y Yelitza Santaella (MVR-MAS) con ligera tendencia hacia Santaella.

– Gobernaciones casi seguras: Falcón, José Curiel (Copei); Anzoátegui, Andrés Velásquez (Causa R); Yaracuy, Eduardo Lapi (Convergencia); Miranda, Enrique Mendoza (Copei), Carabobo, Henrique Salas Feo (Proyecto Venezuela).

– Lara: en principio, el ganador sería el chavista MVR Luis Reyes Reyes; sin embargo, se supone que Copei mandará a votar por Mariano Navarro (AD) y que hay descontento en el MAS larense que llevaría votos hacia Navarro, lo cual podría voltear el resultado a favor del adeco.

– Barinas: el ganador debería ser el actual gobernador y padre del Presidente, Hugo de los Reyes Chávez; sin embargo, se habla de que los adecos votarían por Vladimir Ruiz Tirado (PPT), lo cual podría cambiar la proyección actual. Es de comentar que una derrota del actual gobernador de Barinas sería un duro golpe emocional para el Presidente, y muy relevante políticamente: la presunta victoria de Ruiz Tirado no será nada sencilla.

– Portuguesa: el actual gobernador Luis Colmenares (MAS no chavista) debería tener la reelección asegurada incluyendo los votos adecos.

– Vargas: más allá de cualquier presunción, el Gobernador Alfredo Laya está solo, aparte del respaldo de su partido PPT. Se ha estado discutiendo, según nos cuentan, el apoyo adeco a Laya. Para adecos y pepetistas por un lado, y Chávez/MVR por el otro, el triunfo en Vargas es punto de honor. El problema está en adivinar cómo reaccionará la población popular: ¿contra Chávez, como protesta a la situación de Vargas desde las lluvias y la muy lenta solución gubernamental, o con Chávez con la esperanza de que ahora sí arreglaría las cosas? No apostamos, pero podríamos irnos por lo cabalístico: si llueve fuerte, gana Laya, si hay sol gana Chávez, ¿qué tal?

– Distrito Federal y Area metropolitana: Alfredo Peña no parece tener rivales para la nueva Alcaldía Metropolitana, un cargo que resulta algo vago, difuso para los electores, que se irán casi sin duda por la figura agresiva de la televisión y la campaña contra la delincuencia («¡que se pudran en la cárcel!»). Por su parte, el Alcalde de Vargas, Lenín Marcano, tampoco parece tener competidores, mientras el de Caracas, Antonio Ledezma, tiene todas las posibilidades de ser reelecto, pero con la sombra de que Freddy Bernal, cabalgando sobre Chávez, tiene posibilidades de írsele por los palos.

– Otra encuesta, sin embargo, realizada por una empresa extranjera, da las siguientes proyecciones:

– Posibilidades presidenciales: Chávez 48 %
Arias C. 41 %
C.Fermín 3 %
Indecisos 8 %

– Gobernadores:

¸ Amazonas Liborio Guarulla PPT
¸ Anzoátegui Andrés Velásquez CausaR
¸ Apure Jesús Aguilarte MVR
¸ Aragua Didalco Bolívar MAS
¸ Barinas Hugo Chávez (padre) MVR
¸ Bolívar Antonio Rojas Suárez MVR
¸ Carabobo Henrique Salas F. P.Venez.

¸ Cojedes Alberto Galíndez AD
¸ Delta Amacuro No definido
¸ Falcón José Curiel Copei
¸ Guárico Rafael E. Silveira AD
¸ Lara Luis Reyes Reyes MVR
¸ Mérida William Dávila AD
¸ Miranda Enrique Mendoza Copei
¸ Monagas Guillermo Call AD
¸ Nueva Esparta Morel Rodríguez Indep.AD
¸ Portuguesa Iván Colmenares MAS
¸ Sucre Ramón Martínez MAS
¸ Táchira S. Omar Calderón Copei
¸ Trujillo Gilmer Viloria MVR
¸ Vargas Alfredo Laya PPT(no seguro)
¸ Yaracuy Eduardo Lapi Convergencia
¸ Zulia Manuel Rosales AD

– Estos resultados darían un cuadro parecido a la lista que enumeramos anteriormente, con 13 gobernaciones no chavistas, 8 chavistas y dos no definidas, con una inferior participación de AD.

– Aquí lo más llamativo es el resultado presidencial: una relación 48 % Chávez – 41 % Arias es una grave derrota para Chávez, aunque sea ratificado como Presidente.

– Otra información señala que la Conferencia Episcopal hizo su propia encuesta, y que señala apenas una diferencia de 3 puntos entre Chávez y Arias; si esto resultara cierto, sería un empate técnico y podría llevar a situaciones callejeras violentas y a un grave riesgo político.

Miquilena, ¿seguirá siendo el otro gran líder de la revolución bolivariana?

El reciente y escandaloso choque de (%=Link(«/bitblioteca/ycamero/miquilena.asp»,»Luis Miquilena»)%) con el Inspector de Tribunales, Dr. René Molina, puede terminar amellándole los colmillos al tigre chavista, aunque no necesariamente disminuirá su poder actual.

El problema es que Miquilena se ha metido en un terreno pantanoso y lleno de suspicacias, un terreno agreste donde, al menos por ahora, nadie puede ganar. Nadie ha quedado satisfecho –unos por muy informados, la mayoría por su gran desinformación- con la reforma judicial en proceso en la cual, en una gran mescolanza, se agitan las crecientes quejas por la inseguridad, la batalla hipócrita por el (%=Link(«/bitblioteca/congreso_venezuela/penal.asp»,»Código Orgánico Procesal Penal (COPP)»)%), la defenestración de algunos jueces y las promociones de otros, las declaraciones vacías del Ministro de Relaciones Interiores y de Justicia y opiniones que van, desde abogados expertos, hasta amas de casa asustadas.

Ahora resulta que innecesariamente René Molina —hasta ahora considerado simplemente otra ficha chavista, pero que es en realidad un destacado abogado consultor procesalista— reaparece ante la opinión pública como el débil heroico ofendido e injustamente atacado por el poder villano, y Miquilena –que como el mismo dice, ya tiene suficientes problemas- como el arma principal de ese poder villano.

Todo esto por un caso que ha estado mal manejado desde el principio por ambas partes, pero especialmente por Luis Miquilena, lo que extraña en un veterano zorro como él.

El caso, el enfrentamiento judicial entre el empresario Tobías Carrero Nácar y el editor del semanario La Razón, Pablo López Ulacio, ha podido terminar de una de dos formas mucho menos traumáticas que este enfrentamiento «villano poderoso» vs. «víctima obligada a defenderse»: La Razón le pide disculpas públicamente a Carrero, o Carrero pierde y La Razón no se disculpa.

Ahora las cosas han llegado a mayores.

Pero hay otra pregunta maliciosa que habría que hacerse: ¿hasta que punto aguantará Hugo Chávez esa rivalidad de liderazgo de Luis Miquilena. Porque no cabe duda de que, apartando a los dos principales candidatos presidenciales, la otra gran figura nacional, hoy en día, es Luis Miquilena.

Los chismes de Don Dimas Graterol y Miguelina Payares

Miguelina y Don Dimas andan haciendo turismo político por el interior, y cada uno irá a votar en su mesa correspondiente: Don Dimas en el Estado Falcón, y Miguelina en Barinitas, de manera que esta vez no habrá chismes.

Ambos difieren en sus percepciones electorales. Don Dimas –que en el fondo de su corazón tiene un bullir adeco romulero- piensa que Chávez va a ganar contundentemente la Presidencia y, si no las tres cuartas partes, sí al menos algo más de la mitad de la Asamblea Nacional. Don Dimas insiste en que el renacimiento adeco vendrá desde el interior hacia Caracas, y no encabezado por el CEN en Caracas. Eso significa que habrá que esperar entre dos y cuatro años para que se note. Según Don Dimas, para ese entonces una AD revigorizada y potente, rejuvenecida con líderes frescos y verdaderos caudillos, se lanzará a la organización y convocatoria de un referendum revocatorio que, votado por unas masas y clase media ya definitivamente cansadas de las fallas de Hugo Chávez y hartas de su grandilocuencia populista, sacará al Comandante de Miraflores.

Miguelina se resiste a creer tal aserto, y está apostando –resignadamente- a un triunfo de Chávez por los pelos, a un equilibrado 50-50 en la Asamblea Nacional y a por lo menos 18 gobernaciones no chavistas. Para Miguelina Payares, la caida de Chávez será por desmoronamiento, y comenzará pocas semanas después de las elecciones, cuando regresen las actividades normales postvacaciones, y los problemas de desempleo e inseguridad sigan iguales.

Don Dimas, antes de irse al Nuevo Circo a tomar su autobús, prometió averiguar qué está pasando con la Ley de Administración Financiera que regulará las finanzas públicas, en la cual –según él- se consagra a la banca comercial como la receptora y guardiana de los fondos públicos y se deja afuera a la banca universal.

Prometió mayor información para la semana que viene. Y los chismes, por supuesto.

Nota:

Basilio Plaza está disfrutando de unas merecidas vacaciones hasta el 29 de agosto. Tan pronto esté de vuelta en Venezuela se actualizará nuevamente «Horno de Leña».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar