Opinión Nacional

Simióstica para entender a un agresor

Un simio, animalito, de quien descendemos. Lo grave es contrariar a Darwin, y proponerse conductas para volver hacia ancestros superados. Futuro triste por zoologizado. Ojala, que la nueva ley de protección de los animalitos nos obligue a tener que cuidar alguna especie, desde ya, me anoto y pongo los ojos en la familia de los simios y sus simpáticos goriletticos.

Se me acusa por este medio de no saber matemáticas. Asunto que ya sentenció en el Liceo Andrés Bello en los 50´s mi querido y respetado profesor Delfín Perozo : “Bachiller en esto de las matemáticas Ud. no tendrá mucho futuro”. Nunca entendí eso de los Productos Notables, pero el humanismo me ha llevado a comprender en su plena dimensión los Notables Productos de aquellos que con simiósticos axiomas o cuestionables logaritmos pelúos nos quieren engatusar en su manía pendenciera. La lista de agredidos por quien firma la nota que me embiste es infinita.

Debo gritar, y muy fuertemente, ¡¡con mi ignorancia no te metas¡¡. Es Producto Notable de del trauma que en mi causaron y del cual no me recupero psiquiátricamente por aquel show de horror que protagonizaban esos voceros que diariamente me hacían terminar la jornada pensando: “nos jodimos, otra semana mas sin gasolina”. Así fueron ellos. Aunque prevengo, “Cuidado siempre habrá un simio que aseche tu futuro”.

Además constituyeron una jaquetona secta de Argonautas del petróleo. Sátrapas sin oficio ni conocimiento, que no fuera el de fechas fijas para cobrar sus bonos. Se rindieron. Dejaron el campo de batalla y con ella entregaron su Republica de la Nomina Mayor, como dicen los mexicanos, “allí mero los tronaron”. En el campo de batalla dejaron sin cambur a dieciocho mil combatientes. Como diría la estrofa que me enseñó uno de los maestro de la Republica del Este, Marcelino Madriz: “mire que contrariedad la de Don Pedro Moreno, perder su cambur tan bueno y por una gueboná”.

Es triste, nadie puede escoger sus enemigos. Sería más inteligente y productivo tomarlos de la web, “Mentadoresdemadre. com” nos evitaría tener que responder al primer “busca peo” que se ponga por delante. Ante tal situación no queda otra que proponerle a cualquier Consejo Comunal que abra una taquilla única para escoger a quien tienes que responder cuando intenten ofenderte bajo amenaza. Los entiendo, ¿cómo no andar emberracados con el mundo, ante esa infinita evidencia de tareas incumplidas y fracasos estruendosos ¿. Es sumar rabia con recontrachera y por tanto justifico su transformación cómo agresores en serie.

Reconozco que tiene razón a quien respondo, en cuanto a saber algo de negociación. Inicié su estudio en 1982 reconocí su complejidad. Hoy sigo tan ignorante como hace 26 años, libros, trabajos de ascenso de la U. asesorías y nada, me veo mas aprendiz que antes. En fin. Aunque estudie, mas oceánico y vasto es mi atraso, en eso os confiero razón.

De la Republica del Este recuerdo un tema: la cultura, escuché que .. si existiera, era algo que ni está, .. ni va, … ni viene, sino que … puede llegar a habitar en el cerebro algunos cuantos transnochados solitarios, o en la gente llana, cuando brota; cómo negar que desde allí, en parte, surgió el gran boom latinoamericano que llegó a transforma la narrativa europea. No poca cosa. Inició la tesis de mirar al sur.

Para finalizar solo debo deciros que me siento muy satisfecho con la vida al saber que en Venezuela diariamente se reconoce que cuatro (4.4) millones cuatrocientos mil niños reciben en sus colegios comida, alimentación que antes nunca tuvieron.

Reírse es lo que provoca con sus ataques personales adonde el chisme y la maledicencia oscurecen sus precarias ideas. Avisao: Boto tierrita y no juego más, no paro más bola, que se busque su analista y haga gárgaras con Prozac.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba