Opinión Nacional

Sin ánimo de defender a Petkoff quien sabe defenderse solo.

La verdad sin ánimo de defender a Petkoff quien sabe defenderse solo.

Petkoff está en lo cierto cuando dice que el 95% de los venezolanos que salen y han salido de Venezuela lo hacen por razones económicas, y yo añadiría que por otras razones valederas, y no porque sean perseguidos políticos. Y en realidad creo que Petkoff se quedó corto. Los venezolanos efectivamente perseguidos políticos que nos encontramos en Estados Unidos no representamos, a mi juicio, ni el 2% de la colonia venezolana.

Este señor Elio Aponte no es ningún exiliado ni perseguido político, vino hace años a USA por razones económicas o cualquier otra razón, lo que es legítimo. Lo que no es legítimo es hacerse pasar por exiliado y perseguido político, cuando eso es totalmente falso. Que si quiere cree una organización de venezolanos por la democracia o por lo que quiera, pero que no pretenda presidir una supuesta organización de exiliados o perseguidos políticos.

Los venezolanos verdaderamente perseguidos políticos o inhabilitados por el regimen para trabajar, que nos encuentramos en USA somos numerosos, algunos ejemplos son Carlos Fernandez, Patricia Poleo, Alfredo Peña, Gisela Parra, Bernardo Jurado, Orlando Urdaneta, Edgar Quijano, Oscar Umérez, Juan Fernández, Horacio Medina, Robert Alonso, Marcelo Sanabria, el Teniente José Antonio Colina y otros oficiales de la Fuerzas Armadas, así como ex trabajadores de PDVSA y otros perseguidos por el regimen cuyos nombres se me escapan. Pero efectivamente no respresentamos ni el 5% de la colonia venezolana en Estados Unidos.

Petkoff nunca dijo que «el exilio venezolano no existe», dijo una verdad, que en el 95% de los casos los venezolanos vienen a USA a buscar empleo bien remunerado, a encontrar seguridad personal y jurídica y por mil razones, todas respetables, pero los verderamente perseguidos no estamos representados por Aponte y somos una minoría. La persecución política, que comienza a tomar cuerpo y velocidad, la están sufriendo los dirigentes opositores en Venezuela. Persecución y hostigamiento que se refleja de diferentes maneras y con distintos grados de ferocidad.

Ahora, lo lamentable es que existan personas en la colonia venezolana, que se han dedicado desde hace tiempo a difamar, a insultar y descalificar a dirigentes de la oposición. Dedican esfuerzos y dinero no para enfrentar al regimen sino para destruir reputaciones. Ese fue uno de los más grandes errores del exilio cubano y parece que los venezolanos vamos por ese mismo camino errado. Y peor aún, algunos vivos pretenden vivir a costa de la angustia de los venezolanos residentes en USA.

Este es un caso típico. Decir que Petkoff es agente del gobierno de Chávez, que le paga la Embajada de Venezuela y otros sin sentidos no tiene justificación alguna. Personalmente he coincidido y discrepado de muchos criterios de Teodoro, quien tiene el inalienable derecho a tener sus propias apreciaciones. Ello no autoriza a nadie a difamar y a tratar de descalificar a aquellas personas cuyos criterios no compartimos en un momento dado. Esa es una conducta chavista, antidemocrática y totalitaria.

Y eso me lleva a preguntarme si no será que esos difamadores de oficio están estimulados o subvencionados por el autócrata…?????

Exiliado y perseguido de verdad desde hace dos años.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar