Opinión Nacional

Sin máquinas de votación

Se conoce que las máquinas de votación en general, han mejorado sus formas de registrar el voto pero también que han perfeccionados los procedimientos ocultos para manipular los resultados al gusto de los clientes. Algunos ejemplos recientes de protestas contra máquinas de votación de este tipo y el descubrimientos de sus características que facilitan los fraudes, pueden ser de gran utilidad para orientar la lucha para eliminar las máquinas que se han utilizado en Venezuela en las últimas elecciones que han sido cuestionadas fuertemente por las evidencias fraudulentas que se han presentado.

1.-El hallazgo realizado en Venezuela, Mariches, Estado Miranda unos días antes de las elecciones del 4 de diciembre de 2005, demostró que el sistema utilizado por las máquinas de Smartmatic permitía violar el secreto del voto, cuando en forma sencilla se identificó cómo habían votado los que participaron en un simulacro. En ese momento todos acusaron a la máquinas capta huellas, y muchos creyeron que con quitarlas se eliminarían todos las posibilidades de fraude. No se conocían en ese momento, todas las otras trampas que podían hacer las máquinas, como la de cambiar la intención de su voto en la máquina de votar, de añadir votantes virtuales, de variar la intención del voto para favorecer a tal o cual candidato, de anular votos, entre otras acciones irregulares, sin dejar huella, lo cual hace totalmente inoperante la auditoria posterior como se puede encontrar en recientes informaciones sobre máquinas de votación.

2.-En el Editorial del New York Times del 23 de marzo de 2006, se relata que el fabricante de las máquinas de votar Diebold, sufrió una gran derrota cuando la Asamblea del Estado de Maryland en USA, aprobó 137 a 0, eliminar sus máquinas y sustituirlas por boletas de votación de papel. La Senadora Bárbara Mikulski, del partido Demócrata, informó al Comité Electoral del Estado de Maryland que, muchos votantes habían denunciado irregularidades relacionadas con la máquinas en 2004 y por ello la Cámara de Representantes solicitó remplazar las máquinas de Diebold en las próximas elecciones. El Gobernador Robert Ehrlich Jr., quien había apoyado a Diebold, declaró que estaba dispuesto a firmar la resolución. Además la Legislatura votó contra las máquinas días después de que en Texas se realizara una elección con votación electrónica y en el municipio de Tarrant, aparecieran más de 100.000 votos extras en las máquinas y errores en la programación de las máquinas de dos municipios cruciales. Estos hechos han producido entre los electores y los elegidos un creciente desencanto, a medida que han crecido las evidencias de que las máquinas no son confiables.

3.-En el resumen de noticias de Robert L. Park, What’s new?, Washington D. C., del 12 de mayo de 2006, aparece una nota relacionada con los defectos que se han encontrado en las máquinas de votación que responden cuando se toca la pantalla con los dedos, como las que se han utilizado en Venezuela en las últimas elecciones. Se menciona que el mayor defecto de seguridad que se ha encontrado en este sistema de votación fue descubierto por el finlandés Harri Hursti, experto en computadoras y que un profesor de ciencias de la computación de la Universidad John Hopkins declaró al New York Times, que “casi le da un ataque” cuando lo supo. Considera, que no se trata de un inocente error en el diseño, que no se había descubierto. La realidad es que la compañía Diebold, que fabrica las máquinas, construye una entrada oculta, que les permite modificar el software o programa en cualquier momento del proceso. Esta puerta puede abrirse en pocos minutos, si alguien conoce el código que en este caso es propiedad de Diebold.

4.-En una nota escrita por John Paczkowski, publicada en SiliconValley.com. el 12 de mayo 2006, al referirse a las máquinas de votar, comienza preguntándose si alguna máquina de votar posee estándares de seguridad confiables. Considera que lo que se conoce es que las máquinas de votar, que responden al toque con el dedo de la pantalla como las del Sistema Diebold, constituyen el peor sistema de votación. El descubrimiento del finlandés, quien estaba trabajando para “Black Box Voting”, se refiere a que la tecnología vulnerable se desarrolla como un medio para ampliar rápidamente el cargador del sistema operativo de las máquinas y sus programas de operaciones, pero que estas facilidades también pueden ser utilizadas, fácilmente, para cargar casi cualquier programa o software, sin una clave de identificación o prueba de autenticidad y esto lo hace sin dejar ningún tipo de huella con la cual poder probar que la máquina haya sido alterada. Por ello Michael Shamos, profesor de ciencias de la computación de Carnegie Mellon University, también expresó que la vulnerabilidad de la máquina no es producto de un error sino una característica que le fue añadida por Diebold.

5.-Por otra parte, en declaraciones de la Dra. Rebeca Mercuri, PhD., experta en votaciones electrónicas, miembro del Instituto Radcliffe para Estudios Avanzados de la Universidad de Harvard, quien se ha dedicado a investigar la transparencia y temas de confiabilidad de los sistemas de computación, afirma “Estoy inquebrantablemente opuesta al uso de cualquier sistema totalmente electrónico….”. Explica “Las razones para mi oposición son múltiples”, “Los sistemas completamente electrónicos no proveen ninguna forma en la que el votante pueda verdaderamente verificar que el voto emitido corresponde al que está siendo grabado, transmitido o tabulado. Cualquier programador puede hacer un código que muestre una cosa en la pantalla, grabe otra cosa en la máquina y hasta imprima en la papeleta un resultado diferente”. “Como todos los sistemas de votación, están sujetos al error, la capacidad de poder efectuar un conteo manual de papeletas es esencial”. En este aspecto considero que en el caso venezolano, el hecho de contar las papeletas verificadas por los votantes y proteger las papeletas para cualquier recuento posterior tampoco garantizaría la confiabilidad si se mantienen las máquinas de votación. Las máquinas, por ejemplo, pueden estar programadas para que en una elección entre A y B, usted vea en la pantalla que usted votó por A, lea en su papeleta que usted votó por A, pero la máquina grabará que de cada 2 votos de A, uno será para B y esto es lo que se transmitirá al CNE. Si en un caso hipotético, de 100 electores 50 votan por A y 50 por B, el escrutinio de la máquina señalará que B tiene 75 votos y A 25. La única forma de evitar este fraude es con el voto con boletas de papel, que se depositen en cajas transparentes, que se cuenten manualmente, que estos resultados sean vinculantes para la elección, que los resultados se transmitan simultáneamente a diversos centros de totalización estadales y nacionales donde se encuentren, entre otros, representantes de los candidatos, de los partidos políticos, de los medios de comunicación, de organizaciones no gubernamentales y de observadores de instituciones internacionales.

Considero que lo más importante en este momento no es la selección de un candidato único por medio de las primarias, lo cual desviaría la atención hacia las características de los candidatos cuando lo más urgente es que todos nos unamos en un esfuerzo para lograr, en un tiempo prudencial, un sistema electoral manual, con boletas de papel, con escrutinio manual público al culminar las votaciones, y con la transmisión inmediata a varios centros de totalización y al CNE, en los cuales estén presentes observadores nacionales e internacionales. Así tendríamos un sistema confiable y resultados el mismo día de las elecciones, como ha sucedido en todas las elecciones presidenciales manuales que se han realizado en varios países democráticos en los últimos meses. Estas y otras preocupaciones e informaciones deben se objeto de análisis por parte de expertos en computación y por los candidatos quienes no creo que estén dispuestos a participar en unas elecciones de las cuales se sabe que las máquinas de votación pueden fabricar millones de votos sin dejar huellas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba