Opinión Nacional

Sisipa y la salida democrática

Según las encuestas y las conversaciones callejeras, el ciudadano común en Venezuela expresa un interés decreciente en los líderes de los partidos políticos. No solamente bajan las adhesiones irrestrictas al socialismo y a su líder, Hugo Chávez, sino que tampoco se encuentra líder u organización entre los partidos de oposición que genere suficiente confianza. Y quiénes sí la inspiran, aún son muy jóvenes para darle la responsabilidad completa de conducir al país, hablo de los, líderes estudiantiles.

Son muchachos que no solamente tienen la educación sino el arrojo de pelear por sus ideas, cosa de la que carece un porcentaje alto de la población. Así las cosas, el paisaje democrático se nos acerca de nuevo por el lado de la enseñanza y el de la juventud, con soluciones lejanas pero no imposibles
La otra gran queja es la inseguridad. Si calibramos el significado de la emergencia de la delincuencia y el alto número correlacionado de muertes juveniles, vemos que como ciudadanos estamos enfrentándonos a dos formas de ver la relación y la existencia con la gente joven: la que parte del sistema educativo formal y la vida de familia y la que parte de del adiestramiento de las mafias y la cultura de la muerte. . Ahí es donde se vuelve interesante apoyar al pueblo de Sisipa.

Cuando enfrentamos esas dos visiones de país y nos damos cuenta de la poca oportunidad que tenemos de obligar a los políticos a que se pongan las pilas, solo nos queda a mano decidir por el otro lado, por el apoyo a proyectos educativos, aunque sea a mediano y largo plazo, con bajo la premisa de que algún día se arreglará esto, aunque uno no lo vea y mejor es ponerse a ayudar.

Ustedes me dirán. ¿pero como hago? No soy ministro de Educación, voy a mí
comunidad educativa, puedo expresarme respecto a la ley de Educación, pero
¿que mas? Ahí es donde voy.

Hay una gente cerquita, en el sector Gavilán de Baruta, en un barrio de 3500 habitantes que se llama Sisipa. Ellos sí se aplican al problema.

No es un barrio reciente, sus primeros habitantes fueron los indios pariaguanes, es decir que están allí antes de la colonia. Se llama Sisipa porque la fundó una cacica del mismo nombre. En el siglo XXI, tiene 3500 habitantes, 305 familias. Hay 1650 niños de hasta12 años, 450 adolescentes, 940 mujeres y 725 hombres. Han conseguido, a punta de trabajo que funcionen en la comunidad un Proal, dos módulos de Barrio Adentro, un comedor para 30 personas y un “Todos Pueden” de la alcaldía de Baruta, que da clases a 30 niños, algunas caminerías y tanques de agua. Hay dos consejos comunales.

Pero 47% de los muchachitos no cuentan con educación básica y preescolar. Hay dos escuelas relativamente cercanas que no se dan “abasto” como se decía antes. Tienen problemas de transporte y de cupo, inseguridad. Hay mas de 600 niños que no van a la escuela
Los problemas de transporte ese resumen en que casi no hay camioneticas ni jeeps, en las paradas secuestran, roban y hay vendedores de drogas en paradas lejanas. Cada vez hay más violencia, la falta de orientación lleva a los niños a participar en actividades ilegales con líderes equívocos. El embarazo adolescente hace olas.

Pero en ese barrio no se quedaron de brazos cruzados, quejándose, llenos de stress. . Uno de los consejos comunales, Bucarito 0013, consiguió hacer un estudio social y con él redactó un proyecto para que le construyan una escuela básica y un preescolar, buscó a los dueños de un terreno, quiénes aceptaron donarlo si conseguían quién le construyera el edificio. La Universidad Simón Bolívar a través del Decanato de Extensión y el departamento de Arquitectura les hizo una propuesta volumétrica para el diseño y construcción de la escuela en un área de 3500 m2. El Rotary Club de Baruta los ha acompañado en este largo recorrido por alcanzar su derecho y está pendiente de dotar el edificio con los enseres necesarios cuando se construya.

Los que menos han respondido, en realidad son los políticos. Enviaron una carta a Diosdado Cabello en 2005 y otra a Enrique Carriles Radonsky en 2009, las dos sin respuesta. Ahorita siguen insistiendo. Le escriben a Gerardo Blyde, el actual alcalde del municipio, de quién esperan otra reacción.

Lo de ellos es una energía proactiva que proyecta sueños positivos para que los ayuden por la vía mejor que hay, ayudándose a mismos. Hacer realidad la escuela de Sisipa, nos traerá beneficios a todos. Los líderes juveniles que saldrán de allí esperan por construir otro país.

Notas
Si quiere comunicarse con los sisipeños para alentarlos, ayudarlos y/ o tomar ejemplo de cómo han hecho para hacerse oír, comuníquense con Natalia Roa y Magali Mijares: roa.natalia @gmail.com, al 0424 2216846 y magaly mijares7 @hotmail.com 0416 8069519. Eso también va con el alcalde Blyde.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba