Opinión Nacional

Sobre las críticas a la MUD y a Capriles

Si está leyendo esto, le ruego que nos sentemos un rato y hagamos juntos un ejercicio mental: Imagínese que Henrique Capriles hubiese elegido el camino opuesto a la pasividad. Que Capriles hubiese salido en televisión, cuando aún teníamos, a convocar a todos a las calles, a permanecer más allá de las amenazas del Gobierno, a no devolverse hasta que el gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro cediera… ¿Qué hubiera pasado?

¿Ya?

Bueno, yo le diré lo que yo me imagino.

A Henrique Capriles lo meten preso horas, mosca si no minutos, después de ese pronunciamiento. Los medios que lo transmitieron salen del aire por apología al delito, y los venezolanos opositores, indignados como estaban, se iban a mantener en la calle hasta que… Hasta que se cansaran y se devolvieran a su casa por unas curdas, a ver televisión.

Una semana después, Maduro se juramenta, al venezolano se le olvida que lo robaron, y Capriles regresa a prisión -y esta vez con cargos de verdad-, a enfrentar un juicio de años para que lo nombren culpable, y deba pasar treinta años en prisión por conspiración, intento de golpe de estado, traición a la patria y detener la cagada de un perrito mirándolo fijamente durante la faena.

II

Y creo que estoy en lo cierto, porque experiencias similares hay de sobra ¿Cuántos comercios se paralizaron en protesta por los comisarios de la PM detenidos? ¿Cuántas marchas serias se desencadenaron para pedir la liberación de Simonovis? ¿Cuántas patrullas fueron quemadas por la muerte de Franklin Brito? ¿Tembló el Gobierno al anunciar que se ajustaría el subsidio a la gasolina? ¿Cuántas calles se trancaron tras la devaluación de ayer?

Nada, cero, nones.

Lo que si se ve bastante, es una fila interminable de críticas hacia Capriles y hacia la MUD por blandengue, por haberlo entregado todo, por no salir con coraje a atacar a Maduro, por no encender al país. Lo más curioso de todo, es que estos opositores señalan con frecuencia el ejemplo de Ucrania y comparan, sin ningún reparo, a Egipto, a Libia y a Siria con Venezuela, prácticamente insinuando que lo único que falta para que la oposición venezolana salga a quemar la calle, es un líder que lo ordene.

Nada más lejano a la realidad.

Las revoluciones árabes, junto con la ucraniana de data más reciente, fueron manifestaciones de origen completamente espontáneo, sin cabeza visible, al menos durante sus inicios. La dictadura de Gadafi no tenía oposición formal sino hasta empezada la rebelión. El militarismo egipcio mantuvo en el poder sin oposición que valiera a Mubarak, quien al menos tuvo la decencia de renunciar antes de masacrar a su gente, decencia que no tiene Bashar Al-Asad, en cuyo país la disidencia es duramente castigada. Lo mismo con Ucrania, un país con el recuerdo fresco del comunismo, y que al parecer no está dispuesto a más experimentos locos con su gigantesco vecino.

Ni en Egipto, ni en Libia, ni en Siria ni en Ucrania, hizo falta un Capriles que iniciara la combustión. Lo único que hizo falta en estos países para mover fuerzas capaces de poner a gobiernos en peligro, fue gente indignada. Echarle la culpa al excandidato de que aquí no pase nada, es usarlo de chivo expiatorio de la tibieza y la comodidad opositoras, es escurrir el bulto y nada más.

III

La Mesa de la Unidad Democrática tiene un único objetivo: Combatir al chavismo en el marco electoral. No es ganar a toda costa, ni derrocar al gobierno. Es simplemente un congreso de partidos políticos agrupados para lo que los partidos políticos saben hacer. La MUD no cuenta con un brazo armado, ni con un grupo en la clandestinidad tramando cosas. La MUD es lo que ves por televisión, cuando los han querido transmitir.

Pedirle a un grupo de políticos que inicie una batalla campal contra el gobierno hasta que caiga, es mear fuera del pote. No es su objetivo, no es su responsabilidad, no es su meta y no es su deber. Si usted piensa que el gobierno debe caer por las buenas o por las malas, pues hace falta una estrategia para obrar por las malas. No la hay, y no se la pida a la MUD. Tome la iniciativa.

La MUD tiene la difícil tarea de sobrevivir dos años sin elecciones, con un Gobierno con todos los poderes públicos bajo su control, con una ley habilitante aprobada (¿Qué hizo usted, apologista de la calle, cuando la aprobaron?) y un presidente temeroso, más de su propia gente que de una oposición pasiva. Una MUD aventurera, que quiera salirse del juego que le marcó el PSUV, es una MUD muerta a la que nadie le dedicará una lágrima en su entierro, simplemente porque el opositor venezolano tiene muchas comodidades que perder como para salir a la calle bajo una estrategia de todo-o-nada.

Seamos francos. Nadie con dos dedos de frente se va a sacrificar así por esta oposición. Nadie. La MUD no es la excepción. No son ningunos héroes, son tipos que viven de la política, que dependen del juego político para llevar comida a su casa y mantener su nivel de vida. Son venezolanos, como tú y como yo, que no están dispuestos a arriesgarlo todo por una causa que no vale la pena.

Y dentro de la MUD, está Capriles. No le pida a Capriles lo que usted no sería capaz de hacer en su lugar. No le pida a Capriles lo que él no está obligado a hacer. No le pida a Capriles  que se inmole por una base que no le va a responder, sabiendo lo que sabemos, con estos quince años de experiencia.

¿Quiere la salida? Empiece usted a dar el ejemplo. Como los ucranianos, pues.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:»Calibri»,»sans-serif»;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:»Times New Roman»;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba