Opinión Nacional

Sobre opositores, oficialistas y amenazas de muerte

En Venezuela el periodismo va por mal camino. Presten atención a la historia que les voy a contar:
Hace unos días llame a un colega periodista comprometido con la oposición. Le conté que en el interior
del país, un candidato a Alcalde de la oposición amenazó de muerte a un encuestador de Datanalisis
para que reflejara en su encuesta una tendencia que le fuese favorable. Mi amigo no me creyó, sacó su
pito de escuálido y me increpó: “Qué, ¿y el tipo era de oposición? ¡No vale, ese seguro era chavista,
porque lo únicos asesinos en este país son los chavistas!”. Luego soltó la lengua y desde la bocina del
teléfono me inyectó dos litros de veneno, diciéndome que a mí me estaba pagando José Vicente Rangel
para correr ese rumor.

Como la cosa su puso colorada, preferí despedirme cortésmente para no discutir con mi amigo el
periodista de oposición.

Al trancar el teléfono, me entró la picardía. Entonces llame a un colega periodista comprometido con el
oficialismo y le conté la misma historia al revés. Le dije que un candidato a Alcalde del oficialismo había
amenazado de muerte a un encuestador de Datanalisis con el mismo fin de siempre, “conquistar el
mundo”.

La respuesta de mi amigo el periodista oficialista era de esperarse. Por teléfono me ametralló con sus
Kalashnikov y me mandó los Sukhois “del Jefe” para que bombardearan mi humilde apartamento. El
periodista endógeno me dijo: “Ya está, eso seguro te lo dijo tu amigo de El Nuevo Herald. ¡Coño Corao,
estás perdido de gusano, siempre cayendo en las trampas las cúpulas mayameras!”.

El cuento es que como siempre salí con las tablas en la cabeza.

Mi amigo el periodista opositor seguro siguió en su labor, intentando justificar ante la opinión pública
que lo de Carmona no fue un golpe; mientras que el oficialista continuó reventándose la cabeza para
explicarnos a todos que “Caracas es una de las ciudades más seguras del Mundo, el Universo y el Más
allá”.

Al final nada se supo sobre la supuesta amenaza de muerte al encuestador de Datanalisis. Nadie supo si
mi cuento era verdadero o falso. Mis colegas tampoco se preocuparon por investigar el caso, pedirme
más información o por lo menos soltarme las cinco preguntas clásicas nuestra profesión:

“¿Quién,
Cómo, Cuándo, Dónde y Por qué?”.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba