Opinión Nacional

Sociedad Civil y Partidos Políticos.

Desde el punto de vista de la ciencia política, se entiende por sociedad civil al conjunto de ciudadanos que actúan de manera colectiva para emprender acciones en los asuntos públicos y fuera de las estructuras tradicionales de partidos políticos o entes gubernamentales.  Para Alain Touraine,  en su obra, Qué es la democracia? Pág. 65.: “La existencia de una sociedad civil diferenciada de la sociedad política es un prerrequisito para la democracia. Sin ella, no hay Estado legítimo.”  Con esta tamaña afirmación, podemos darnos cuenta de la importancia dada a la sociedad civil por el autor. Alexis de Tocqueville, identifica «sociedad civil» con el conjunto de organizaciones e instituciones cívicas voluntarias y sociales que fungen como mediación entre los individuos y el Estado. Según la enciclopedia wikipedia, esta definición incluye tanto a las organizaciones no lucrativas u organizaciones no gubernamentales como a las asociaciones y fundaciones.  Yo agregaría que, en estricto sentido, la sociedad civil es el conjunto de ciudadanos que de manera colectiva, ejercen sus derechos de participación política en temas de trascendencia para su región y el país, asumiendo roles protagónicos, sin la necesaria adherencia a una estructura partidista.

Por otra parte, deseamos destacar que los partidos forman parte esencial de la democracia. Tienen la ventaja de contar con un marco conceptual e ideológico que oriente sus acciones, poseen  una estructura organizativa y funcional para la movilización de sus militantes y simpatizantes, y ostentan  la representación legítima ante las instancias del Estado, particularmente los organismos  electorales. Hay ciudadanos que prefieren orientar su acción política por medio de los partidos políticos y otros que preferimos la acción ciudadana coherente, organizada y sistemática. En el fondo, se trata de dos matices de participación política que no son excluyentes, si no por el contrario, se complementan. El rechazo o antipatía a los partidos políticos por parte de la sociedad civil es una aberración que se traduce en la anti política y la exclusión de los ciudadanos de la acción publica por parte de los partidos, no es menos anti democrática y absurda. Tenemos que darnos cuenta que somos dos caras de una misma moneda y de manera especial, en tiempos de crisis políticas estructurales que exigen acciones coherentes y coordinadas.  

En momentos cruciales de la vida Republicana como lo son las próximas elecciones parlamentarias, partidos políticos y sociedad civil debemos apoyarnos sin mezquindades en defensa de la democracia. Estamos obligados a configurar la mejor representación opositora para el rescate de la República. Si lo hacemos, Dios y la patria nos premiaran;  si no, nos demandarán muy severamente.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba