Opinión Nacional

Superacion de la subestimacion

Algunos consideran que, cuando se afirma “Dios es venezolano” es un caso de Sobreestimación. No, es un caso de Subestimación. El venezolano se considera incapaz para resolver sus problemas, es una confesión absurda de desconfianza en sí mismo, y ante esa situación recurre a otro para que le solucione su problema, en este caso Dios, y para comprometerlo aún más, le otorgamos la nacionalidad venezolana. Igual acontece cuando afirma: “Estamos condenados al éxito”, en este caso no es Dios, no hay ningún ente que nos auxilie, sino que nos tranquilizamos y logramos seguridad porque va a ocurrir algo así como un milagro, nunca somos nosotros por nuestra subestimación, que solucionamos nuestros problemas, sino otro o el milagro. De esta manera nos negamos la satisfacción del triunfo.

Como nos subestimamos, no tenemos capacidad para desarrollarnos, progresar: por otra parte, estamos siempre dispuestos, para aceptar y creer las críticas que hacen, los que adversan a Venezuela. Así pues, eliminamos las satisfacciones compensatorias.

Hay muchos logros que prueban de manera fehaciente lo excepcional de la inteligencia venezolana, entre otros: la independencia de Venezuela y de otras provincias del Imperio Español; el haberle dado salud al pueblo venezolano, un grupo de médicos nuestros y algunos extranjeros; la actuación brillante de los venezolanos en el Exterior, en empresas y principalmente en el mundo académico .

En la actualidad tenemos ejemplos extraordinarios de la superación de la subestimación: la labor trascendental de José Antonio Abreu; quien está llevando a cabo la educación del pueblo venezolano a través de la música. Es el fundador del Sistema Nacional de las Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela. Lo que da forma al sistema es el núcleo, ahí se llevan a cabo todos los programas orquestales y corales convirtiéndolos en centros de enseñanzas.

En la actualidad existen 180 núcleos que atienden 350.000 niños, adolescentes y jóvenes.

El Centro Académico Infantil de Montalbán, CAIM, tiene capacidad sistemática y estructural para atender, más de mil niños. También imparten cursos especializados para los niños y niñas desde que son unos bebés. Entre los muchos reconocimientos que ha recibido el Dr. José Antonio Abreu, se destaca, el Premio Príncipe de Asturias.

Existe la Fundación Social del Estado venezolano (FESNOJIV), que protege las Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

Los vocablos se quedan cortos, para destacar la magnitud de la obra de José Antonio Abreu.

Pero el vigor de nuestra subestimación es de tal magnitud que, derrota la fuerza estimulante de esos ejemplos.

Ante lo narrado queda malparada la subestimación. Como dicen los ingleses: nada hay más terco que los hechos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba