Opinión Nacional

Tascón, Müller, socialismo o muerte

No hay dudas que Cuba nos ha legado un clima de muerte. No es coincidencia que se incremente el índice de muertes en busca o rechazo del socialismo. La violencia creada por el chavismo, llámese delincuencia o imposición política, no puede tener otra consecuencia. Todos mueren por su protagonismo en la acción delictiva, por rechazo, por delincuencia o por remordimiento de la maledicencia aplicada. Tascón (qepd) nunca se imaginó lo que le sobrevendría por tanto odio al prójimo, cuando con apenas una treintena de años vividos tuvo la malvada ocurrencia de producir un sello a la maldad colectiva con su “lista”.

Lastimosamente, no pudo vivir lo suficiente para borrar de la mente de muchos venezolanos la amargura que les produjo. Es que la vida es así, la juventud es para aprender y no para instaurar maldad, creyendo en el mesianismo de otro ignorante a quien le insumieron la idea de que el ser humano normal es capaz de asumir posiciones derivadas de su creencia en espíritus bonachones o diabólicos. Esa gracia aún no ha sido puesta en evidencia sin un contenido de cognición, experiencias o evidencias.

Aparte de las premoniciones, fenómeno natural bastante discutido y comprobado, nada ha justificado la posibilidad de “nuevos hombres”, “nuevas generaciones”, “juventudes exitosas”, ni ideologías que puedan producir cambios sociales sin la existencia de una acción social previa comparativa. Es, aunque no se quiera entender, el fin de la educación formal, que no es otra cosa que el producto filtrado de una conducta practicada. Es la transferencia de experiencias transformadas, que con pocas excepciones fenomenológicas como la de los llamados “niños prodigios” solo se puede conocer y practicar cuando se concibe un cambio. Solo con una buena educación surgida de la experiencia puede hoy día un ser humano transformarse en líder.
Müller Rojas (qepd) es otro caso del liderazgo sin ideología. Ingresó a la Escuela Militar sin una base conceptual y sin una juventud practicada. Fue mediocre en su promoción (1951-55) Lo recordamos por su infantil conducta como alférez mala conducta, a quien durante un año nos toco ver en la habitación de la cortina de enfrente. Apenas fungía como integrante del “curso militar” con el uso del sable. Diariamente se lanzaba por la ventana en el último momento para asistir a la formación del Batallón de cadetes. El alférez mayor era Antonini Pacheco, quien con el tiempo fue coronel ingeniero y presidente de la empresa que efectuó el cambio de frecuencia en Caracas. El alférez auxiliar Manuel Raúl Blanco, quien también solo llegó a coronel. El comandante del dormitorio donde convivíamos con Müller era el alférez Cabrera Hernández, nuestro comandante de pelotón en la Escuela Básica. Muerto infaustamente por embolia en Cavim (Maracay) apenas de teniente coronel.
Müller fue uno de los pocos generales de división de su promoción. Surgió luego de efectuar un curso de comunicaciones en “el imperio”. Así lo tuvimos de profesor en la materia en curso de la Escuela de Aplicación de la GN y luego compartimos en conferencias sobre “Tecnología Militar”. Fue un acérrimo contra la Guardia Nacional, que no justificaba y en varias oportunidades discrepamos en artículos de prensa, sin que pueda dejar de reconocer que tuvo gran deferencia profesional y de criterio con quien escribe.
En 1998 compartimos en una cena con otras tres personas que no mencionaremos, cuando por su invitación en un restaurant del Centro Comercial Paseo Las Mercedes nos manifestó su convocatoria para anunciarnos como sorpresa, que “Chávez sería candidato presidencial y él seria su jefe de campaña”. Le deseamos la mejor de la suerte, sin compartir su anuncio, salvo una dama que nos acompañaba que formó también parte del equipo de gobierno, hoy una furibunda opositora.
Recordamos que Müller, siendo general de división activo fue nombrado por AD gobernador del TF Amazonas, donde fue protestado y cambiado por el GD de la GN Vargas Chirinos, acribillado por el hampa en la vía de El Junquito. Cuando venía a Caracas asistía al comedor de generales del MD, donde había una mesa para los divisionarios. En un almuerzo, el mesonero fue llamado por él, pero se le ocurrió atender primero a un general de brigada. Es incontable el insulto y vejamen que sufrió el “pobre” mesonero.
Recordamos estos hechos para llegar al meollo del “socialismo o muerte” propugnado por los líderes de “la revolución”. La última vez que tuvimos oportunidad de conversar con Müller fue en el estacionamiento del IPSFA. Andaba con una sobrina y otros dos familiares y cuando me vio me saludó y preguntó para complacer a su sobrina: “verdad que yo de general era un pan” (bondadoso) Le contesté, no encuentro la palabra para calificarlo y cuando me dirigía a mi vehículo, regresé y le dije: ya recordé la palabra “Usted  era un arbitrario”. Su sobrina le dijo, menos mal que son amigos.
Esos son los personajes que luchan por una “patria socialista o muerte”. Pareciera que muchos no quieren serlo y prefieren la muerte. Vemos el hecho de Fuerte Tiuna, donde quiérase o no todo es “socialismo o muerte” por asesoría cubana. No quisiéramos pensar que seguirán hechos y actos de rebeldía, pero la premonición quiere llevarnos a un clima infausto, que pareciera no conformarse con palabras. Es imposible pensar y mucho menos entender, que se quiera militarizar la idea del socialismo fundamentado en la disciplina militar.

Lo que hizo el cabo del ejército con el oficial al cual servía con lealtad nos indica que en el interno hay una procesión que va por dentro. Los soldados ven que se ataca a las familias que no se subordinan al régimen, mientras que sus comandantes viven como magnates y dilapidan los dineros que hacen falta a los pobres, soltando de la boca para afuera una impráctica socialista. Ellos ven como se maltratan a los que en el pasado prestaron su juramento de defensa a la patria y lo hicieron, mientras que hoy son los cubanos quienes viven del hambre de los venezolanos.

Pareciera que en Fuerte Tiuna se perdieron la patria y el socialismo y solo conviven con los cubanos y con la muerte. ¡No vencerán!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba