Opinión Nacional

Tecnócratas

Pensadores con distintos enfoques han vislumbrado el futuro de la humanidad
que ya es hoy. Zbigniew Brzezinski, Francis Fukuyama, John Naisbitt, Alvin
Toffler, han interpretado a una nueva realidad objetiva, cuya subsistencia
ocurre en medio de una «ecología artificial». Concepto que en contraposición
al de la ecología natural, se emplea para significar la relación que se da
entre el conjunto de instrumentos técnicos y su articulación casi orgánica
al hombre. Simbiosis que produce la «prótesis generalizada» de la sociedad
tecnológica. Es decir los instrumentos técnicos forman parte del ser humano.

Como consecuencia de esta relación simbiótica, surge un nuevo grupo humano
que posee las características de clase social: la tecnocracia. Grupo que
reúne toda la gama de expertos técnicos de la sociedad, quienes apelando a
las formas científicas del conocimiento universal determinan la toma de
decisiones.

Las fuerzas armadas no quedan al margen de estos grupos tecnocráticos. Por
el contrario, es en el terreno militar donde más aplicación tiene la
«prótesis generalizada» de la sociedad tecnológica. La doctrina de empleo de
las fuerzas armadas va a estar condicionada por la indisoluble relación
hombre-instrumento. Cada nuevo invento afecta la doctrina y eso significa
mayor nivel de «ecología artificial».

La concepción cibernética, la logística y la ingeniería armamentista basados
en la computación, los sistemas de información, las nuevas tecnologías
satelitales y la inteligencia artificial constituyen los elementos
doctrinarios de la estrategia militar de los EEUU. La superioridad
estadounidense sobre las telecomunicaciones y la cultura de masas junto con
el liderazgo tecnológico en el ámbito de la industria militar es hoy el
núcleo de concentración de su poder global: el económico, el político y el
militar. Para EE.UU., un objetivo central de su política exterior es el
dominio del espectro global que implica, entre otras metas estratégicas,
ganar la batalla de la información mundial, controlando las ondas en el
espacio radioeléctrico. Asimismo, uno de sus más significativos objetivos
político-militar es el control de las redes de información, para implantar
un sistema de inteligencia global alrededor del mundo. En la política de
redefinición de la doctrina militar, los sistemas de difusión masivos de
manera instantánea, las redes telemáticas y de televigilancia constituyen
una parte clave para la articulación de las estrategias militares. Modo
expedito para detectar potenciales amenazas a sus intereses vitales.

El Pentágono identifica como amenazas a su control mundial: (i) los pueblos
del tercer mundo; (ii) el nacionalismo; (iii) el fundamentalismo
religioso; (iv) los conflictos civiles por razones étnicas, religiosas o
territoriales; (v) el narcotráfico. Para los tecnócratas del pentágono, la
forma más eficaz de identificar los potenciales focos perturbadores hacia
sus intereses vitales es a través de: (a) las telecomunicaciones
electrónicas y (b) el uso de las redes telemáticas. Ambas, llevadas al campo
de la planificación militar permiten determinar si la amenaza se convierte
en asimétrica. Y esto ocurre cuando ningún sistema de armas, por muy
avanzado que sea, puede someter al adversario.

La amenaza asimétrica es la conciencia ideológica de un pueblo, su capacidad
indoblegable de lucha, su dignidad por no ceder jamás a su soberanía ni
autodeterminación, y su nacionalismo autónomo.

A los pensadores tecnocráticos, conductores de la estrategia militar que
ejerce el dominio hegemónico de hoy, se le opone la fuerza invencible de las
ideas revolucionarias. Ni la ecología artificial, como escenario de la
postmodernidad, ni la prótesis generalizada, como adhesión inorgánica al ser
humano, han podido ni podrán nunca vencer a la fuerza de los pueblos cuando
son revolucionarios. Este es el camino para consolidar la revolución
bolivariana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba