Opinión Nacional

Tiempos y contratiempos

“Tiempos difíciles, tiempos productivos.” A partir del 3 de mayo, Saturno-Cronos, el que marca las horas, pone en hora el reloj que tenía ya meses atrasado (retrógrado, dicen los astrólogos) para comenzar a contar minuto a minuto el avance y el ascenso hacia el escalón que se había visto ya pero no se había alcanzado.

Lo irreversible es condición del tiempo que sólo la ilusión puede por un momento ocultar; la nueva etapa suena a des-ilusión, que puede verse como desencanto y decepción, pero también como lucidez recobrada.

¿Quién abrirá los ojos primero? La realidad mundial ha seguido allí moviéndose y cambiando y se han producido jugadas significativas en los mercados y en los equilibrios de poder, que transforman el escenario también para la Pequeña Venecia, aunque en su solipsismo rentista siga pensando que el mundo le tiene sin cuidado.

Sucede que su situación es ahora de interés, y de mucho interés, para el mundo. Aún sin las fanfarrias del conflicto fronterizo y de los otros enfrentamientos reales o imaginarios habría razones para mirar hacia aquí; basta con ver el precio del petróleo para entender por qué.

Leo – signo protagonista del país y de sus dirigentes históricos- hace todo para que lo vean y generalmente lo logra. Eso lo convierte por un lado en rey de la selva y por otro en presa fácil de cazadores. Saturno salió de Leo y se adentró en Virgo, donde al poco tiempo se detuvo y empezó a retroceder. Viene ahora el Acto Tercero, el de desandar lo desandado. No hay piezas mayores que anuncien un jaque inminente, pero un peón que se adelanta puede decidir una partida sin que su movimiento apunte al Rey; es cosa de que complete una configuración apropiada para cercar al adversario, y eso es lo que parecen estar haciendo los planetas en signos de Tierra: Júpiter y Plutón en Capricornio (Reino de Saturno) sensibilizan a la Luna Natal de 1811, único planeta en el elemento sólido de la carta de la Independencia.

Luna es alma, memoria e identidad. Saturno le hizo trígono exacto a fines de octubre de 2007, días en los que el General Baduel escribía el discurso que pronunció el 5 de noviembre.

El triángulo se repetirá el 20 de julio de 2008, fecha cercana a muchas que son claves para el país: resonancias seguras y potentes.

De aquí hasta allá, y de allí en adelante, Saturno sigue repitiendo el camino ya hecho en 2007 e interrumpido el 5 de diciembre, cuando las consecuencias del referéndum eran ya relativamente claras para los actores políticos.

Correspondencias que, como las que a otro nivel relacionan a la Pequeña Venecia con la suerte del petróleo y sus guerras, van más allá de los anhelos momentáneos de los que creen llevar las riendas del país. “Contra el destino, nadie la talla” dice el tango. Nunca mejor dicho que en estos tiempos de mirar hacia el sur (Trópico de Capricornio) con maletines, bonos, pingüinos y demás milongas: compases de tango parecen las notas sincopadas con tristeza de bandoneón de estos tiempos y contratiempos de Cronos, devorador de los mismos hijos que engendra y que entroniza.

La suerte está echada y son aquellos a quienes atañe más directamente los últimos en enterarse.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba