Opinión Nacional

Todos los delincuentes

La vida en Venezuela se ha convertido en infernal. Delincuentes de todas las raleas la convierten en un martirio. Los robos, los asaltos, los secuestros, los asesinatos son cosa cotidiana como jamás lo habían sido a lo largo de la historia del país. No debe haber familia alguna en la que no haya habido que lamentar un delito en contra de uno de sus miembros. La crisis económica, causada por una parte por la crisis mundial, pero por la otra por el pésimo gobierno que el país ha soportado durante los últimos diez años, puede explicar parte de ese proceso perverso, pero no todo. También la actitud irresponsable del presidente, el teniente coronel Chávez Frías, al justificar públicamente a quienes cometen delitos, explicaría otra parte, pero tampoco se llega a la totalidad. A la totalidad se llega cuando se entiende que además de los delincuentes que usan armas, que asaltan, que roban, que secuestran, están los otros: los que gobiernan. El delito se define como una conducta, acción u omisión tipificada por la ley, antijurídica, contraria a Derecho, culpable y punible. Y delincuente es el que comete delitos. Apoyar física y moralmente a los criminales y terroristas de las FARC es un delito, y quienes lo hacen son delincuentes. Haber entregado a los criminales terroristas de las FARC armas suecas que fueron adquiridas por el gobierno venezolano es un delito, y quienes lo hicieron son delincuentes. Desconocer los resultados de las elecciones, a la macha, es un delito, y quienes lo han hecho son delincuentes. Asesinar a un Fiscal mediante un bombazo es un delito, y quienes lo hicieron son delincuentes. Forjar documentos e inventar testigos falsos es un delito, y quienes lo hicieron son delincuentes. Intervenir abiertamente en los asuntos internos de otros países, dar dinero ilegalmente, alentar las conductas delictuales de gobernantes extranjeros, son delitos, y quienes lo hacen son delincuentes. Alterar y maquillar las cifras reales para disimular la dura realidad es un delito, y quienes lo han hecho son delincuentes. Y así podríamos seguir la lista de delitos del teniente coronel Chávez Frías y sus “colaboradores” hasta llenan un libro del tamaño de una Biblia, porque casi todo lo que hacen es antijurídico, contrario a Derecho, culpable y punible. Y lo que estamos viviendo los venezolanos de buena fe no es distinto a lo que vivieron los habitantes de Chicago o de Nueva York cuando los gángsters hacían de las suyas impunemente y hasta protegidos por las autoridades locales, en algo que puede homologarse con lo que están haciendo la OEA y su secretario general en la actualidad, cuando protegen y amparan a los delincuentes a cambio de petrodólares y un poquito de poder. Pero eso va a cambiar pronto. El pueblo venezolano ya se está dando cuenta de la realidad y cada día hay más protestas, y cada día hay más venezolanos que despiertan, que se dan cuenta de que estuvieron equivocados. Y que hay que combatir no sólo a los llamados delincuentes comunes, sino a todos los delincuentes, chavistas o no.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba