Opinión Nacional

Tomar decisiones en base a un objetivo caso: democracia venezolana

El piano es el instrumento musical mas completo, en el que ejercitas las dos manos y los diez dedos, eso da una coordinación fenomenal con el cerebro. Mao Tse-tung afirmaba que: «Al tocar el piano se mueven los diez dedos; no se puede mover sólo algunos y no los demás. No obstante, si pulsamos el teclado con los diez dedos a la vez, no saldrá ninguna melodía. Para producir buena música, los diez dedos deben moverse de manera rítmica y coordinada.»

Usted toma decisiones cundo esta en ante un problema, entendido este como algo que tiene un defecto al comprarlo con una norma. Si usted no conoce la causa debe investigar, si conoce la causa debe escoger un curso de acción que le permita eliminarla y ese curso de acción debe ser expresado en concordancia con el objetivo. Ni un curso de acción ni un objetivo pueden ser puros deseos o sueños, y deben formularse en función de especificidad, su real posibilidad de ser evaluado, de su factibilidad, de su realizabilidad y que al formularlo usted este consciente de que los acometería.

En nuestro caso nos encontramos con el problema que nuestra democracia sufre de un ataque dictatorialista de corte Castro Comunista que le hace perder sus características existenciales. Nuestra democracia sufre de dictatorialitis aguda y ante ese problema tenemos que tomar una decisión relacionada con un objetivo especifico, evaluable, factible, realizable, rentable en la relación costo – beneficio y certeza de que nos involucraremos en su logro.

Conocemos el problema, sabemos la causa, y por lo tanto debemos decidir sobre un curso de acción que nos conduzca a la superación de dicha causa para lograr el objetivo planteado. Varias han sido las propuestas, los cursos de acción, ante la actual desquiciada reforma electoral continuista y centralizadora. Confrontación Directa, Resistencia pacifica, Aplicación del 350 de la Constitución, Convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, Votar y luchar por la defensa de los derechos electorales y Abstenerse en cualquier acto electoral.

La confrontación directa definitivamente no es factible pues «la revolución es pacifica pero armada» y la sociedad democrática carece de instrumentos para dicho careo. Acogerse al 350 de la Constitución supone desobediencia civil que no es posible pues su realización supone la suspensión de toda actividad laboral, comercial e industrial que muy pocos sectores e individuos están en capacidad real de acometer. La abstención pura y simple ya se ha probado como incapaz de producir deslegitimación; solo si se convierte en abstención militante puede surtir efectos. Nos queda el votar y pelear por los derechos electorales, combinando la posibilidad de una nueva mayoría con acciones en defensa del voto, y la convocatoria a la realización de una Asamblea Nacional Constituyente. Estas dos últimas pasan necesariamente por un CNE que muchos de los factores disidentes consideramos, y con razón, poco confiable si no se desecha la parafernalia electrónica que convierte a los procesos electorales en una caja negra difícil de auditar.

Las encuestas serias han marcado los resultados en los procesos electorales internacionales y nacionales. En estos momentos, en Venezuela, nos indican que tan sólo 4 de cada 10 electores irían a votar en el Referéndum. Entre los que votan, 5 de cada 10 apoyaría la Reforma Constitucional, 4 la rechazan y 1 no sabe qué va a votar. El abstencionismo afecta a los que rechazan la Reforma. 6 de cada 10 que se abstienen actualmente están en contra de la Reforma. Si nos decidimos a votar derrotaremos las pretensiones continuistas del castro comunismo y si se nos hace patente un fraude al contradecir de manera flagrante los sondeos de opinión a los resultados tendremos fundadas razones para denunciar el fraude y ser escuchados en todos los sectores tanto nacionales como internacionales. La tarea es seguir divulgando los males que nos traerá a todos dicha reforma y no considerarla como una batalla final sino como una mas de las que debemos dar para lograr el objetivo de vivir en una verdadera democracia que nos brinde a todos bienestar en libertad. Quizás, derrotado el continuismo, hasta podremos tocar el piano con los diez dedos y acometer los cursos de acción que las realidades nos vayan marcando.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba