Opinión Nacional

Traición a la patria

Más que por un traidor a la patria, estamos gobernados por un apátrida rodeado por una pandilla de traidores a Venezuela, bandoleros que matan y roban impunemente, babosos alabarderos de tiranos y terroristas de diverso calibre que, como si fuera poco todo el daño que han hecho internamente ahora entregan territorios y riquezas de la nación para conseguir votos en los organismos internacionales y nuevas fuentes de financiamiento para la revolución bolivariana en el ámbito continental. La traición en Guyana lo convierte en el peor enemigo del país. Su gobierno debe terminar de inmediato. La infamia cubrirá el recuerdo histórico. El mundo libre está a punto de perder a Venezuela. Se acaba el espacio de los principios que alimentan el sistema democrático. Está definitivamente bloqueada la salida electoral a la crisis. Avanza la penalización artificiosa y cobarde de cualquier disidencia. Todas las ramas del poder público, sin excepción, están confiscadas por el apátrida y los centros de poder privados, materiales y espirituales, son arrinconados con la violencia institucional, económica y física del régimen.

La reacción tiene que ser inmediata. El mensaje es a los integrantes de nuestra generación, convertida en gran deudora de un país que nos dio todo y que nos ha permitido crecer, desarrollarnos, formar familia y aprovechar al máximo las legítimas y honestas oportunidades que la democracia plural y alternativa ofrecía. No podemos permitir que ante nuestros ojos se pierda la República, ni que nuestros hijos y nietos tengan la obligación de emigrar de un país degradado, dividido y sin valores, pérdida su unidad esencial en esta lucha vil, mentirosa y canallesca que encabeza el apátrida. Presidente y gobierno traidores, traidores de la Asamblea Nacional, del Tribunal Supremo de Justicia, del mal llamado Poder Ciudadano (Fiscal General, Contralor, Defensor, además de traidores, cobardes), doctor Carrasquero y demás traidores del Consejo Nacional Electoral (Poder Electoral), prepárense porque el final está próximo. Abusen todo lo que puedan mientras les queda algo de tiempo. Este país no continuará en manos tan indignas, por fuertes que aparenten ser, ni puede retenerse el poder sobre la amenaza de bayonetas tarifadas sostenidas por una minoría militar de la misma calaña y condición del actual gobierno. Venezuela está amaneciendo unida frente a ustedes. Unidad dinámica y diferenciada, pero unidad espiritual integradora de principios y valores que alimentan la esencia de lo auténticamente nacional.

La sociedad democrática de Venezuela, civiles y militares, no cederá ni un centímetro más, como bien lo exigía el Cardenal Rosalio Castillo Lara. La lucha está planteada y los retos aceptados. Vamos con todo y con todos, de frente hasta borrar de la faz de la tierra venezolana esta dolorosa experiencia nacional y continental. La bandera está alzada. Fuera los vendepatria!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba