Opinión Nacional

Transparencia

La transparencia encierra la esencia de la perfección del ser humano, porque
toda aquella persona transparente está segura de su ser, se respeta así
mismo y por ende respeta a los demás.

Ser transparente significa, tener una educación básica, aquella que se
recibe en casa que te enseña a no juzgar a tu prójimo, ni esconder en ti los
errores y defectos que les reclamas a los demás.

Al ser transparente pocas veces existen contradicciones en los pensamientos
y opiniones porque no es necesario inventar, por tal motivo actúa con la
verdad. Es mínimo el margen de equivocación al dar una opinión.

Al ser transparente no existe miedo a la traición, porque los amigos no
tienen motivos para engañar. Se conocen y descubren los sentimientos y no se
pueden esconder las emociones, si se esta triste se llora, alegre se ríe,
bravo se responde con sinceridad. No se puede actuar ni se puede ser falso
en el comportamiento. Se es leal al amigo, porque se sabe lo que piensa el
otro y se es capaz de decir las debilidades sin ofender.

La persona transparente no mueve su cabeza constantemente en señal
afirmativo y de sumisión. Antes escucha, analiza y opina, siendo también
capaz de mover su cabeza de izquierda a derecha en el momento oportuno y
cuando la ocasión verdaderamente lo amerita.

Generalmente quien es transparente, está sereno y en armonía con los demás y
esto se refleja en su risa, su rostro, sus palabras y sus acciones. Quien ha
tenido la dicha de trabajar con seres humanos reconoce de inmediato quien es
o no transparente al hablar, al pensar, al actuar y también al callar.

La bondad de los pensamientos decreta, la calidad de vida y esto hace que la
persona sea transparente en sus acciones y pueda descubrir sus talentos,
logrando la felicidad al activarlos tanto para si como para los suyos, su
comunidad y su país.

La pregunta clave entonces es ¿qué se necesita para que una institución, un
proyecto, una decisión o un mandato sean transparentes? Nada mas y nada
menos que ciudadanos transparentes que sean capaces de identificar a quienes
carecen de esta cualidad, que tengan talento para saber con quién pueden
avanzar y a quién apoyar y cuando les corresponda gerenciar una institución
o un proyecto lo hagan con claridad y honestidad, sin intereses personales
es decir que simplemente sean transparente las 24 horas del día.

¿Cuál es el ejercicio para terminar? Identifique y analice si se cumplen
estas verdades en usted y luego con la misma objetividad, recuerde por un
instante a dos amigos (as) que considere transparentes y por último dos
personas públicas que piense transmitan esa misma armonía. Si lo logró, le
felicito tiene usted ya, un equipo exitoso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba