Opinión Nacional

Tras la Sombra de los Barrotes

Al observar cada mañana el reflejo de los barrotes que cubren la ventana de
la celda en la cual me encuentro recluido desde hace 14 meses, llega a mi
alma una profunda reflexión sobre el significado que ha tomado la justicia
en Venezuela en los últimos años y he visto con profunda tristeza como el
dinero, el poder o la simple adhesión a un cargo es suficiente motivo para
que nuestros administradores de justicia destruyan la vida de ciudadanos
honestos cuyo único delito cometido ha sido pensar diferente a las personas
que actualmente gobiernan. Al ser sentenciado a 6 años de prisión por el
supuesto delito de cooperador inmediato de Rebelión Civil en los hechos
acaecidos en la Residencia de Gobernadores del Estado Táchira el 12 de Abril
del 2002 en donde nunca se demostró quién o quiénes fueron los autores de
dicho delito y lo aún peor, donde la fiscalía del Ministerio Público me
solicitara 3 años de prisión por considerar absolutamente mi participación
como facilitador de este inexistente delito, y sin embargo el Juez, sin
ninguna justificación, ni lógica jurídica; decidió duplicar dicha pena para
cumplir el cometido de mantenerme en prisión, siempre se ha dicho que en
Venezuela no se paga el delito sino la pobreza, hoy puedo corroborar con mi
propio sufrir esta realidad, nadie puede imaginar lo terrible que puede ser
como a un joven humilde que con mucho sacrificio logró ser profesional, de
la noche a la mañana sin ninguna razón arrancaron de su vida llena de sueños
e ilusiones para ser sepultado en vida en este lugar de tormento como lo es
la prisión; lugar en donde lo bueno no existe, donde las leyes y reglamentos
establecidos por la sociedad no funcionan, donde el derecho a la vida esta
supeditado por la fuerza de las armas, en donde el hambre y la miseria
humana prevalecen y en donde el olvido y la desidia es lo que se espera.

La Prisión es un mundo distinto que uno cree que no existe hasta que lo
vive, en donde es más fácil perder la vida que mantenerla y donde suceden
los hechos más aberrantes y crueles y la ley por excelencia es el silencio.

A veces se cree que Dios no visita estos lugares y se entra en una profunda
confrontación entre tus valores y creencias; Es terrible saber que no existe
un juez que cumpla su compromiso con la justicia, y tal vez fuera mejor
estar recluido por un delito común ya que pudiera conocer la fecha del final
de esta pesadilla, pero desgraciadamente soy un preso político sin el más
mínimo derecho a recobrar mi libertad a pesar de los esfuerzos realizados y
de la demostración fiel de nuestra inocencia, jamás podré entender el odio
que alguien puede sentir como para hacer padecer, sin ningún motivo de
envergadura, el infierno que significa la cárcel, por ello le pido a Dios
que nunca me deje sentir lo mismo. Ojalá y algún día se acaben los odios y
entendamos que todos somos hermanos; es posible que mi voz no sea escuchada
a pesar del bondadoso apoyo de amigos periodistas y sus dignos medios que lo
trasmiten, pero todo lo que existe bajo el sol pasa y solo queda para
siempre el Amor que sentimos y lo bueno que hagamos por los demás; los
Venezolanos tenemos derecho a ser felices, a tener oportunidades y a
alcanzar nuestros sueños, aunque los mismos sean concebidos en la prisión.

Se que hay gente buena en todas partes, tanto en el gobierno como en la
oposición, ojalá y sean estos los que se impongan para devolverle la paz a
Venezuela y para que nos ayuden a recobrar nuestra preciada LIBERTAD, y así
poder despertar lejos de la sombra de los barrotes.

“Las acciones viles como las hiervas venenosas, en el aire de la prisión
florecen, es solo lo que de bueno hay en el hombre lo que se disipa y se
pierde allí; la pálida angustia sostiene la pesada puerta y su guarda es la
desesperación…Todo lo que sabemos quienes sufrimos prisión es que la espera es dura; y que cada día es como un año, un año cuyos días son largos”

Oscar Wilde.

Dios Bendiga a Nuestro Pueblo.

(*):(*): Preso de conciencia en el Táchira — Venezuela . Santa Ana del Táchira 03 de Enero del 2005

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar