Opinión Nacional

Tres Líneas Estratégicas Fundamentales (IV)

Junto a la acostumbrada exaltación, sobreabundante en mentiras, de los éxitos alcanzados por el “proceso revolucionario”, en el discurso pronunciado el 4/02/06 Hugo Chávez hizo planteamientos que llevaban una marca diferente. Algunos habían aparecido anteriormente, pero en ningún caso con tanto énfasis y crudeza.

El primero de ellos se refirió a los conflictos entre partidos oficialistas:
“Hay que olvidar las peleas tontas entre nosotros, de los grupitos regionales. ¡Por amor de Dios!, porque está (n) en riesgo la revolución y la patria pongámonos por encima de las ambiciones. Tenemos que unirnos. Este año será uno de los más difíciles de la revolución porque el imperialismo se va a jugar el todo por el todo. Sacará sus cuentas y dirá ¿Chávez seis años más?. Si ha pasado todo esto, ¡qué podrá pasar!”

Téngase en cuenta la enorme desproporción entre unas peleas “tontas” y el tono tan fuertemente exclamativo del orador que se refiere a ellas.

El segundo planteamiento contiene una ácida crítica a una nota del diario El Nacional sobre el costo de la solidaridad del gobierno venezolano con los de otros países:
“Esto lo hacen en un laboratorio, es parte de la estrategia que yo denunciaba, esto será todos los días. Dirán mentiras y manipulaciones para reducir el apoyo popular del Gobierno, dentro de la estrategia desestabilizadora. Se prestan a la estrategia imperialista. Cualquiera lee eso y piensa que regalamos 25 millardos de dólares, que es casi el presupuesto nacional.”

Debo advertir que si bien juzgo excesivas y en varios casos superficialmente estudiadas las ayudas otorgadas por el gobierno venezolano, éstas no tienen la magnitud señalada por el mencionado diario, cuya nota se basa en cálculos equivocados.

En la parte final del señalado planteamiento hay una idea que vale la pena destacar:
“Hay que estar alerta porque la gente pobre termina creyendo ese tipo de mentiras”.

En el tercer planteamiento se combinan una apelación a su auditorio y una típica bravuconada del personaje:
“Llamo a la conciencia, esto apenas está comenzando … Me encanta que me echen plomo para yo responder. (Abriré en mi programa de los domingos) una sección para desmontar las mentiras de los medios”.

Seguidamente hizo una sugerencia que equivale a una orden:
“(El programa) deberían trasmitirlo todos los días porque esa es la batalla que hay que dar”.

El cuarto planteamiento fue relativo al fortalecimiento del poder militar:
“Debemos prepararnos y recordar el viejo adagio: . Seguiremos fortaleciendo el poder militar y popular … Es necesario armar y equipar a un millón de personas”.

La desmesura de esta última afirmación sobrepasa con creces los límites de la exageración racional, como saben todos los mandos de la Fuerza Armada Nacional y cualesquiera especialistas en asuntos castrenses.

En el quinto planteamiento el Chávez tan comúnmente acostumbrado a las exageraciones se permitió expresar dudas sobre la posibilidad de que él logre diez millones de votos en la contienda del 3/12/06.

“Lo más probable es que lleguemos a los diez millones de votos …, pero eso requerirá mucho trabajo. Hay que reactivar unidades de batalla electoral (UBE). En cada centro ceben comenzar a funcionar y que nadie se quede sin cédula y sin inscribirse en el Registro electoral. El patrullero será responsable de ver cuántos son bolivarianos … Los patrulleros deben hacer, sin presionar a nadie, un trabajo político e ideológico fuerte”.

Sobre los mencionados planteamientos, en los aspectos relativos a la principal batalla política de este año, cabe hacer dos apreciaciones diferentes, que no se excluyen entre sí. Una es la de señalar que Chávez frías admite cierta pérdida de su piso social y, por lo tanto, dificultades para conseguir un triunfo muy holgado. Otra es la de señalar la intencionada elevación, para consumo de sus subordinados, de la preocupación que realmente siente, con lo cual busca incrementar el dinamismo y la eficacia de los aparatos bajo su jefatura.

El hecho al cual se refiere la primera apreciación ya fue considerado en el anterior artículo de esta serie. En el texto siguiente discutiré sobre lo que la oposición democrática organizada (ODO) debe aprender la manera como su adversario encara el problema de las dificultades.

Si Chávez tiene motivos para fijar la atención de los dirigentes y activistas en las dificultades que deben ser superadas, los dirigentes de la ODO tienen muchísimos más para hacer lo equivalente al relacionarse con aquellos a quienes está obligada a orientar, estimular y coordinar. Y así como Chávez no intenta ventilar en la privacidad de las organizaciones oficialistas los problemas que observa, mucho menos debe hacerlo la ODO respecto de los suyos y los de la oposición desorganizada, ambos mucho mayores y abiertamente perceptibles.

Ya varios opositores que no pertenecemos a las estructuras de la ODO, pero tenemos relativas oportunidades de hacer públicas nuestras opiniones, hemos sostenido que la actual flaqueza es inocultable y no hay razón alguna para procurar que se crea algo distinto.

Es erróneo y muy lamentable que los dirigentes de la ODO, sin excepción alguna, estén afirmando reiteradamente que puede tener éxito la presión para lograr el nombramiento de un CNE confiable. Lo son también, por consiguiente, las correlativas declaraciones según las cuales podría conseguirse un nuevo cuerpo legal, que regiría en el proceso electoral de este año. Lo es también, así mismo, la frecuente siembra de ilusiones sobre la posibilidad de derrotar a Chávez el venidero 3/12/06. Autoengañarse o fingir autoengaño es una gran tontería y emitir mensajes concientemente engañosos es un grave pecado.

Es preciso suprimir la conducta torcida que todo eso constituye. He allí una condición indispensable para reconstruir, e incluso refundar, la oposición que la lucha exige.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba