Opinión Nacional

Tridente comunicacional

Solo existe un canal abierto de la televisión que no está sometido a los deseos del régimen. Un canal crítico y definitivamente, censor de las barbaridades del régimen. El presidente le ha declarado, desde hace mucho tiempo, la guerra a muerte y el domingo pasado dictó su sentencia.

El 16 de octubre del año pasado, en el programa “Aló ciudadano”, el periodista Rafael Poleo, comparó al primer mandatario con Mussolini, el fundador del fascismo, y narró el final del dictador italiano. Leopoldo Castillo le advirtió de que de acuerdo a la Ley Resorte, su opinión estaba prohibida. A pesar de ello, CONATEL, seguidor ciego de los dictados del palacio de misia Jacinta, abrió el primer procedimiento administrativo contra el canal.

El 27 de noviembre inmediato, ante unas denuncias formuladas por el candidato a gobernador Henrique Salas Feo, que fueron recogidas por el canal y que denunciaban un posible fraude en las elecciones sucedidas tanto en Carabobo como en Táchira, CONATEL, nuevamente, abrió otro procedimiento administrativo, el segundo, contra Globovisión.

Ahora, el pasado jueves 7 de mayo, CONATEL arremete nuevamente contra el único canal informativo de Venezuela y le abre un tercer procedimiento por el tremendo delito de informar, el lunes anterior, sobre los pormenores del sismo que sufrió el centro del país. Alberto Federico Ravell, digno hijo y continuador de los andares de su padre, intentó obtener información de los organismos nacionales responsables y solo obtuvo silencio. Como buen periodista que es, intentó y obtuvo la información de las fuentes del imperio. Grave delito.

Para soportar estas decisiones se ha utilizado, en todos los casos, el artículo veintiséis de la draconiana Ley Resorte.

El anuncio presidencial fue contestado y rebatido valiente y contundentemente por el diputado Ismael García quien, entre otras cosas, llamó al presidente a la reflexión y a la ponderación.

El régimen trata por todos los medios de arrinconar a la disidencia. Utiliza groseramente tanto el poder como los recursos del Estado para acogotar a todo aquel que osa disentir. Prostituye a las fuerzas armadas y las pone a su servicio violando lo prescrito en la Constitución Nacional.

Por cierto, no podemos olvidar y mucho menos justificar el despojo realizado hace unos cuatro años por CONATEL y contra Globovisión, cuando le confiscó los sistemas de microondas para impedirle realizar sus trasmisiones desde los sitios donde se desarrollan los acontecimientos. Demandada esta arbitrariedad ante el TSJ, todos sus miembros guardan un silencio cómplice. No hay sentencia.

Desde aquí queremos respaldar con todas nuestras fuerzas a Globovisión y a todos quienes allí trabajan pues su labor está dirigida a que la población venezolana reciba la mejor información y disponga de una tribuna donde tienen cabida todas las opiniones valiosas para el presente y para el futuro de nuestra nación.

El régimen actúa violentamente y arremete contra la propiedad, contra la cultura, contra la educación, contra Venezuela toda. La historia se lo reprochará y lo condenará.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba