Opinión Nacional

Tropas salvajes* ¿Bolivarianas?

Aunque se ha hecho costumbre que las hordas del chavismo se presenten amenazantes en cualquier sitio y sin permiso contra cualquier manifestación de disidencia, la reiteración no deja de sorprender y horrorizar a buena parte del país, que presencia, indignado e impotente, el comportamiento abusivo, irrespetuoso y violento de dichas hordas, guapas y apoyadas.

Ejemplos recientes sobran: el “escudo humano” convocado por el alcalde bernal el 7 de diciembre de 2001 ante la manifestación pacífica convocada por la Asociación Civil Fuerza Solidaria; el intento de asalto a Fedecámaras el 10D, en el que se encontraba “casualmente” el mismo alcalde freddy bernal; el grupo apostado ante Fuerte Tiuna el 21D para impedir el paso a un grupo de mujeres con permiso para manifestar; comenzando el año, el 5 de enero de 2002, grupos perfectamente identificados como chavistas, con pancartas nuevecitas y nada artesanales, se congregaron ante la AN en lo que para muchos, fue una clara advertencia de que, de no lograrse la mayoría del oficialismo en la nueva directiva (Estado de sospecha, otayza dixit), podría haber una “rebelión popular”. El país entero escuchó al ex Director de la DISIP, que nunca apareció ante la AN cuando fue convocado por ésta, cuando se apersonó en dicha sede, anunciando la posible rebelión popular. Seguro de sí mismo, rodeado de guardias y sin invitación.

Hoy, 7 de diciembre de 2002, por instigación de Chávez, que estuvo buena parte de su «Aló Presidente» (regalo de Reyes) insultando, descalificando y haciendo mofa de El Nacional, esas mismas hordas se presentaron ante la sede de dicho vespertino, armadas de cacerolas, velas, ritos de brujería, fanatismo y violencia, a amenazar a los trabajadores del diario: “si no dicen la verdad, los quemamos”. Sin permiso y a nombre de un supuesto pueblo que, en forma cada vez más evidente, rechaza este tipo de manifestaciones y el desgobierno chavista.

Tal parece que el chavismo radical pretende amedrentar al país que, en forma contundente, se paró el 10D. Así como a los medios de comunicación que todavía no se han dejado manejar por los caprichos del reyezuelo. ¿O será más bien que, sabiéndose en decadencia en el fervor popular, incita a la violencia para lograr una confrontación armada, con esas armas con las que chávez vive amenazándonos? ¿O les gustará más una guerra civil, de la que quizás puedan obtener ganancia de pescadores en río revuelto?

Cualquier cosa parece posible en éste, nuestro país, en las actuales circunstancias. No encuentro palabras para expresar mi rechazo ante las incitaciones al odio y la violencia emanadas del personaje que ocupa hoy la presidencia de Venezuela y de sus acólitos. Solo acierto a pensar y repetirme a mí misma lo que tantas veces he oído:

“La violencia es el arma de los que no tienen razón”

“Violencia engendra violencia”, y

“Quien siembra vientos, cosecha tempestades”.

¿Será que no les importa el mal que están causando al país? ¿Ni las consecuencias de la violencia que están desatando? ¿Ni la posibilidad de muertos y heridos para mantenerse en el poder? ¿Es ese el gran amor que chávez y sus acólitos dicen tener por el pueblo venezolano?

Horda: Tropa salvaje (Diccionario Manual Ilustrado Larousse)

Nota: Pido disculpas a Simón José Antonio de la Santísima Trinidad por el uso de su apellido en el título de éste. Insisto en que esas hordas no deberían autodenominarse “bolivarianas”.

(%=Link(«mailto:[email protected]»,»E-mail:[email protected]»)%)
Urbanista. USB. 1979.
MBA. IESA. 1984.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba