Opinión Nacional

Un parao al Castrocomunismo

El próximo 3D el pueblo venezolano tendrá la oportunidad de enterrar el proyecto revolucionario castrocomunista que el candidato a la reelección pretende imponer en contra del sentir y la voluntad popular. El muerto que enterraremos no habrá fallecido como resultado de acto de violencia, sino por un movimiento de legítima protesta cívica.

El 3D, será una fecha trascendental para el destino patrio pues deberemos escoger entre la democracia o el totalitarismo. Sí ese día se impone el continuismo, la democracia habrá sufrido un duro golpe y con ella la libertad y la justicia. Es más, no tendremos oportunidad de acudir a otro entierro en años. No los enseña la historia. Sí por el contrario el muerto, por voluntad del pueblo, fuese el totalitarismo se estaría enterrando junto a él, la intolerancia, la mentira y el atropello.

Tenemos suficientes elementos de juicio para saber lo que nos espera de perpetuarse la revolución castrocomunista representada por Chávez. No está de más recordarlo: el régimen de partido único, la sociedad carnetizada uniformada de rojo; los trabajadores sin sindicatos que los defienda; la información controlada por medios de comunicación oficiales; nuestros niños adoctrinados en el socialismo, en el odio a sus padres y a los que no estén con la revolución; la iglesia arrinconada en los templos; los bienes racionados distribuidos exclusivamente por las tiendas del estado; las propiedades, aún las más humildes, confiscadas por los dueños absolutos de la nación; las fuerzas armadas obedientes al máximo líder e incapaces de cumplir con su misión de seguridad y defensa; los jóvenes adiestrados en el uso de armas para pelear guerras en beneficio del gran dictador y el pueblo inerme en su desesperanza frente a los golpistas desalmados en el poder.

Por ello hay que cazar la pelea. Nada puede frente al pueblo organizado dispuesto a producir un terremoto electoral que entierre la revolución. Se sienten los ruidos preludio de los movimientos telúricos. Los deudos de la democracia ese día vigilantes en los centros y mesas de votación y movilizados en la calle, presionando hasta tanto las autoridades reconozcan el triunfo democrático de una Venezuela libre y de los venezolanos. Las urnas y la calle son las armas con que cuenta el pueblo para ponerle un parao al castrocomunismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba