Opinión Nacional

Un solo camino para transitarlo todos

Quienes se toma la molestia de leer mis modestos aportes a esta lucha que nos involucra, saben de nuestros constantes esfuerzos por construir una nueva mayoría que unitariamente enfrente al comunismo que intenta robustecerse ahora con una pretendida reforma que vulnera los principios fundamentales del Estado Democrático, alternativo y plural a que aspiramos todos para vivir en un país en cual se equiparen el bienestar y la libertad.

El problema es encontrar una respuesta unitaria que nos conduzca a todos a la recuperación nacional y más ahora cuando una mayoría determinante rechaza las pretensiones insostenibles de convertir a la republica en una especie de reinado, con un solo propietario y decisor, en el cual desaparezca la tan maltratada democracia participativa y protagónica, la elección de los funcionarios, los gentilicios estadales y la supervisión de la actividad de quienes administran los bienes públicos.

Las permanentes acusaciones de golpistas que recibe la oposición que pide democracia, provenientes de quienes si lo han sido, no busca sino el estigmatizar, amedrentar y desesperanzar a un pueblo de profundas convicciones libertarias. Quizás ese sea el objetivo trazado por los asesores internacionales que recomiendan esas acciones.

Las propuestas son todas viables y dependerán del coraje para acometerlas y el nivel decisorio de cada uno para ocupar su puesto de lucha. Los que proponen la desobediencia civil tienen toda la razón de hacerlo pues las provocaciones hipócritas y excluyentes del régimen conducen a exacerbar los ánimos de quienes sienten el dolor de patria maltratada. El camino de la abstención inútil sin acciones paralelas no tiene ningún sentido si se asume desde la comodidad del sillón frente a las pantallas que registran la inexistencia de votantes lo que no posee efectos reales deslegitimadotes.

Todos conocemos la ilegitimidad con la cual se han posicionado en los diversos estratos de poder quienes hoy los detentan. Lo reconocemos los que conformamos la disidencia y quienes hoy disfrutan de un poder que en su fuero interno reconocen como asaltado; pero ello no los ha inhabilitado para accionar en todos sentidos para imponer sus criterios. Nadie tiene dudas, ni siquiera quienes las niegan, de que los procesos electorales han sido cajas negras cuya variable de entrada difiere de su variable de salida. Esas certezas no pueden desmovilizarnos alguna ruta posible debemos tomar sin insistir en posiciones utópicas cuya irrealidad solo nos conducirá a nuevas frustraciones y a la perdida definitiva de nuestra libertad. Ir a votar frente a la caja negra de la parafernalia electrónica y unos custodios poco confiables, sin tener la posición firme de defender el voto y que ponga en evidencia el dolo electoral, es también un camino inútil.

Hay quienes plantean la posibilidad que tres millones de firmas demanden la realización de una Asamblea Nacional Constituyente como camino para enfrentar lo inconstitucional de de las ejecutorias del comunismo internacional en Venezuela. Es una idea que hay que poner en marcha y que requiere de muchos recursos para materializarse pero que bien vale la pena de ser tomada como alternativa viable para los resultados que aspiramos obtener.

Hay otra alternativa planteada que es la de detener la realización de la reforma mediante acciones nacionales e internacionales que con la bandera de la defensa de los valores democráticos que se pretenden vulnerar logre posponer la materialización del desatino.

Hay que detener la involución. Todo es realizable y con enormes posibilidades de éxito dado el evidente desgaste del actual régimen y los niveles reales de rechazo que merecidamente ha alcanzado. Lo que nos falta, y no nos cansaremos de repetirlo, es que nos pongamos de acuerdo, sin intransigencias, en un solo camino para transitarlo todos, con coraje, decisión y moral de victoria.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba