Opinión Nacional

Un tal moncada

La verdad que no hay mal que por bien no venga. El Reglamento Orgánico del Ministerio de Educación Superior estaba aprobado desde el 2002 y contenía una serie de disposiciones intervensionistas del sector universitario, pero como fue publicado aprovechando la crisis surgida durante ese año y el siguiente y como es ya costumbre de este régimen, de dar madrugonazos, pasó desapercibido y como además, el Dr. Luis Fuenmayor Toro, desde la OPSU, se desempeñaba como comisario político y ejercía todo el control sobre las universidades no se hacía necesario aplicar ningún artículo de ese reglamento. Pero la avaricia rompe el saco. Resulta que habiendo salido Navarro, subalterno político de Fuenmayor, del Ministerio de Educación Superior, MES, y designado un tal Moncada nuevo ministro y siendo éste un jefe político grande del MVR, se presentó el encontronazo entre ambos personajes. Así que la salida democrática encontrada fue, como todas las salidas “democráticas” de esta revolución, proceder a reformar parcialmente el Reglamento del MES introduciendo nuevas disposiciones, asignándoselas a un segundo nivel del despacho, para quitarle las principales atribuciones que, de acuerdo a la Ley de Universidades vigente, correspondían al CNU, a los consejos universitarios y en especial a la OPSU. Y designaron a un tal Ruiz para ejercer ese viceministerio.

La dupleta de los tales Moncada y Ruiz, el primero doctor de Oxford, según dicen, y el segundo hombre persistente con los estudios ya que, según también dicen, duró casi el triple del tiempo necesario para obtener una licenciatura, se en convoyaron para dejar sin empleo al Dr. Fuenmayor, este si doctor de los de verdad,  verdad, y acometer ahora con mayor profundidad la tarea emprendida por éste último desde la OPSU, de intervenir todo el sector universitario. Tarea que se inició inmediatamente que la revolución asumió el poder comenzando con la UNERG, luego la UNESR, después la UNEFM y UNELLEZ y todos los institutos y colegios universitarios. Y como Fuenmayor no pudo completar el cuadro ya que en las otras universidades hubo gran resistencia y por la vía electoral la revolución salió con las tablas en la cabeza, había que pasarle factura a Fuenmayor por su ineptitud en cumplir esa tarea revolucionaria.

Pues bien, esta reforma parcial del reglamento del MES disparó las alarmas en el sector universitario y creo, no estoy seguro, que probablemente fue el propio Fuenmayor que pasó el dato para cobrase el patadón recibido. Así las cosas el decreto de marras, el No.  3.444, a semejanza del 1011, unido al llamado Proyecto 15, relacionado con la Supervisión en Planteles y Servicios Educativos bajo la asesoría de Cuba y el Proyecto de “Resolución sobre la Organización y Funcionamiento de la Comunidad Educativa”, que de educativa tiene poco, dirigida a sustituir la Resolución N° 751, propuestas producto de jornadas partidistas realizadas en el TABOR y la UTAL, han venido a encender nuevamente al sector educativo nacional. De con mis hijos no te metas se está pasando a mi educación se respeta. Claro la respuesta del ejecutivo, a través de los ministros correspondientes, ha sido la de negar en principio la existencia de esos instrumentos y señalar que el 3444 es solo un instrumento para favorecer a los pobres contra los ricos que les quitan los cupos universitarios y acabar con las elites enquistadas en las universidades y la gran discriminación en el ingreso a ese sector. Tan preocupados están los ideólogos de esos proyectos que por primera vez a la interpelación de ministros asisten, a titulo de compañía (cayapa?) todo el gabinete ejecutivo, el alto mando militar y los sempiternos transportados de la galería chavista, incluidos los rectores arbolistas.

Pero nadie se come ese cuento, ya el país, el pueblo,  está cansado de tanto engaño. Aquí todo el mundo sabe que la educación venezolana, errores y deficiencias a un lado,  ha sido desde hace mucho tiempo, obligatoria en los niveles primarios y gratuita en todos los niveles, así como democrática y vehículo importante de ascenso social, sobre todo a partir de 1958, cuando se inicia la era democrática. Ejemplo de esto, fácil. El propio Aristóbulo, el tal Moncada y el licenciado Ruiz. Como otro ejemplo para desmontar las mentiras de estos personajes baste con revisar los índices de escolaridad, de todos los niveles, desde mediados de los sesenta, estos han sido de los mas elevados del mundo y en especial en educación superior que ocuparon, por muchos años, el primer lugar. Y desde 1998 somos país libre de analfabetismo de acuerdo a las normas de UNESCO. Y eso la sabe muy bien el ministro Aristóbulo, de eso estoy seguro, porque en lo tocante al tal Moncada, lo dudo.

La verdad del 3.444, del proyecto 15 y demás documentos discutidos en el TABOR y la UTAL y los proyectos de Ley Orgánica de Educación y de Educación Superior no es otra que la intención del régimen de asumir el control total sobre la educación, de crear un Estado Docente, ideologizado, absolutista, hegemónico, al servicio de un partido único y de una doctrina única. Igual como fue en la URSS, como es en China y Corea del Norte y como es en Cuba. Los ministros se defienden diciendo que son rumores, mentiras, inventos de los contrarrevolucionarios, tácticas de los desestabilizadores del régimen, paranoia oposicionista, engaños de la disidencia. Pero ya estamos acostumbrados que con esta revolución la capacidad de asombro se nos ha hecho ilimitada. Todo lo que se dice que puede suceder, ha venido sucediendo. Así que de esto se desprende que vamos, se nos lleva, a una educación comunista, sí, comunista, sin eufemismos. Con niños pioneros, con patria potestad compartida, con programas y textos únicos, con docentes uniformados, culto a la personalidad del líder del proceso, adoctrinamiento total, militarizada, la educación de patria o muerte. Y eso no se puede aceptar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba