Opinión Nacional

Una escuela singular

Hace unos días leíamos la edición electrónica del New York Times y nos encontramos con una noticia esperanzadora. En septiembre de 2009 se abrirá en New York, en la zona denominada Washington Heights, en la parte alta de Manhatan, una escuela pública, manejada por la comunidad, que intenta revolucionar al sistema educativo norteamericano. La novedad estriba en que los maestros de dicha escuela recibirán una paga dos veces y media superior al promedio de lo que reciben sus colegas que se desempeñan en la ciudad. Además, de acuerdo al rendimiento, podrán recibir bonos de hasta un veinte por ciento de sus ingresos.

De acuerdo con lo que leímos en el artículo de marras, un maestro de secundaria percibe un promedio de 49.470 dólares por año. Los de esta escuela percibirán 125.000 dólares por sus labores, ingreso superior al que perciben, un abogado (113.660 dólares) y un ingeniero de computación (91.280 dólares).

El mentor y motor de este proyecto es el señor Zeke M. Vanderhoek, un graduado de Yale de apenas 31 años de edad, quien ha dedicado sus primeros años de ejercicio en la educación tanto como profesor de escuelas de diferentes niveles, como presidente de la empresa Manhatan GMAT donde asiste como tutor a estudiantes de distintos grados académicos y quienes provienen, fundamentalmente, de grupos de bajos ingresos y de origen hispano.

A cambio de ese tentador salario los maestros deberán dedicar esfuerzos adicionales en la atención de cursos desde el quinto hasta el octavo grado con treinta alumnos por clase y con la limitación de que la escuela tendrá una dotación de personal de primera calidad y de pocos profesores.

Al inicio de sus actividades la escuela tendrá siete profesores y 120 alumnos y cuando complete su capacidad, después de cuatro años, llegará a 480 jóvenes y 28 maestros. Estos, no tendrán asistentes y en la escuela trabajarán uno o dos trabajadores sociales.

Los profesores que trabajen en este proyecto, que recibe el nombre de The Equity Project, deberán llenar las siguientes condiciones: a) Una exposición diaria y continua a la supervisión y la coenseñanza. b) Unas labores que establecen la participación anual en un seminario de seis semanas en el Summer Development Institute y c) Un desarrollo profesional que incluye un año sabático cada cinco o seis años que será dedicado a su mejoramiento integral.

La filosofía del proyecto se soporta en la idea de que la calidad de los profesores es la piedra angular del éxito de sus alumnos. Dice el autor del proyecto: Un nivel superior de profesores conducirá a un nivel superior de estudiantes y como consecuencia un nivel superior en la sociedad. Para ello, el proyecto apunta a imaginar la profesión de profesor como la de aquellos que tienen como objetivo fundamental su propio desarrollo como expertos pedagogos, espe-cialistas en el contenido, exploradores del intelecto y conductores de la comunidad. El proyecto persigue desarrollar alumnos de zonas de habitantes de bajos ingresos con profesores de calidad mundial con el fin de aprovechar al máximo el potencial de cada uno de los alumnos y espera revolucionar la sociedad demostrando que la remuneración y la calidad de los profesores redundarán en una sociedad mejor.

Los alumnos asistirán a clases todos los días desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde, donde recibirán instrucción diaria sobre Inglés, Estudios Sociales, Matemáticas, Ciencias, Latín y Música y tres veces por semana asistirán a una clase de materias complementarias. Todas las clases tendrán una duración de 55 minutos, lo que supera en quince minutos a la duración de las clases en las escuelas públicas de la ciudad. Dentro del currículo de las dos primeras materias se hará énfasis en las Artes Visuales.

Un tema fundamental en The Equity Project es la atención al desarrollo del lenguaje. Los profesores de esta escuela deberán tener una alta habilidad verbal y escrita que los ubique por encima del percentil noventa en un examen normalizado. Para los proyectistas de esta escuela el énfasis en la calidad del uso del lenguaje, tanto oral como escrito, donde la lectura, la gramática y el origen de los vocablos son de fundamental importancia, producirá mejores ciudadanos.

Esta escuela pertenece al grupo de las denominadas Charter Schools que son escuelas públicas organizadas y dirigidas por la comunidad a la que pertenecen, donde las labores directivas están en manos de los profesores, de los padres de los alumnos y de los líderes de la comunidad. En ellas, la responsabilidad de sus conductores debe ser supervisada por la misma comunidad y por las autoridades de la ciudad y del estado al cual pertenecen. Este tipo de escuelas, desarrolladas con mucho éxito en la mayoría de los estados de USA, también se han realizado en Nueva Zelanda, Inglaterra, Gales, Canadá y Chile con adecuados triunfos y estrecha colaboración entre las autoridades públicas y las comunidades.

Creemos haber leído la información de una educación ajustada a las exigencias del siglo XXI y la extensión de este proyecto redundará, sin lugar a dudas, en una sociedad mejor.

[email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba