Opinión Nacional

Una globovisión es mi derecho

Tengo derecho a ver la televisora y a escuchar la radio que yo quiera, la que sea de mi agrado. ¿Por qué van a convertir a Globovisión en una “Venezolana de Televisión Light”, donde me obliguen a escuchar las sandeces de Maduro, y a soportar su imagen que me resulta intragable?; cuando necesite saber algo de él y escucharlo directamente, sé dónde encontrarlo; ¿por qué tengo que calármelo de manera sobreabundante y desmedida en la pantalla que hice mía hace años, cuando nos cerraron RCTV y fueron sometiendo por presión y miedo los otros canales, para convertirlos en “medios equilibrados”?

No me da la gana ese “equilibrio”, quiero mi Globovisión con todo, plomo parejo contra el continuismo, la ineficiencia, los atropellos y la corrupción, que tenga la autonomía necesaria para ser independiente del régimen, y no vocera de este.

Hay canales para todos los gustos en el mundo. Los hay exclusivos de música, deportes, historia, religiones, noticias, ciencia, películas, dibujos animados o de solo telenovelas, de lo que usted quiera. También los hay de programación variada. Escoja, es su derecho, como es el mío ver un canal de noticias 24 horas al día, un canal independiente del régimen, solo atenido a los mandamientos de la Constitución y la ley.

¿Por qué Maduro logra lo que no alcanzó Chávez en 14 años?, ¿cómo doblega a los anteriores propietarios para hacerse de Globovisión a través de terceros enchufados, favorecidos del régimen y enriquecidos con el régimen? Maduro cree que no tiene que pagar por Globovisión, el precio que Chávez pagó por silenciar RCTV. Lo pagará, no tengo duda. Sabemos de las presiones y de los hechos que afectaron a Globovisión, de las amenazas y realidades, de las multas y de los sopotocientos expedientes administrativos y causas en los tribunales. Peroooo… ¿por qué ahora?, ¿por qué al final del camino?

El gobierno tiene una hegemonía comunicacional, como no la ha tenido nunca antes gobierno alguno, y muy pocos regímenes de fuerza en el mundo. No solo se trata de las centenares de televisoras y radios propiedad del Estado, y al servicio exclusivo del régimen, sino de las “comunitarias”, y de las que se autocensuran para flotar sin mayores tropiezos. Pero además cuentan con el pleno apoyo de todos los poderes públicos y la jugosa publicidad oficial. No obstante, este gobierno comunicacionalmente hegemónico tenía apetito de esa televisora chiquitica llamada Globovisión, con más seguidores en twitter que ningún otro canal en Venezuela, y con mayor credibilidad, al punto que cuando los afectos al régimen quieren saber si algo es verdad o está ocurriendo, dicen como en la consigna: “algo está pasando, pon Globovisión”.

Defiendo mi derecho a ver la televisión que quiero, con la programación que deseo, con la libertad e independencia que me da confianza, que satisface mis requerimientos. Eso en primer lugar.

En segundo lugar, exijo que VTV y las sopotocientas televisoras del Estado estén al servicio de la totalidad de nuestros compatriotas, y no solo atendiendo la voz del ilegítimo. Se jacta VTV de decir que ella es hoy de todos los venezolanos. Falso, al punto que ni siquiera puede decirse que es de todos los pesuvistas, menos aún de todos los socialistas. Preguntémosle a los trabajadores que reclaman sus derechos, o a los voceros de los Consejos Comunales que exigen sus reivindicaciones, ¿se les abren las pantallas de VTV? Que lo digan los dirigentes del oficialismo que no están en las buenas con los grandes enchufados del cogollo, ¿los medios del Estado les abren los micrófonos? La respuesta es un rotundo no, tienen que ir a Globovisión. Exijo una VTV de todos y para todos, plural y no excluyente, donde quepamos todos, y déjenme Globovisión como era y debe ser, libre y no sometida.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba