Opinión Nacional

Una Internacional Democrática

El régimen chavista ha logrado penetrar en algunos países económicamente débiles, aunque uno petrolero, Ecuador. Los gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Honduras, países de los más golpeados social y económicamente, acompañan a Hugo Chávez en su camino hacia un socialismo que denominan del Siglo XXI pero que ninguno ha podido definir con claridad. No hay, además, plena coincidencia entre los distintos procesos. Ecuador ha mostrado una cara diversa, en el plano económico. El objetivo central es enfrentar al imperialismo yankee, al libre mercado, a la riqueza, buscando la estatización de la economía y de todas las actividades, un error garrafal en todos los sentidos.

El régimen chavista, con sus enormes recursos provenientes del petrolero de los venezolanos ha logrado penetrar en las estructuras sociales y políticas de casi todos, incluidos los que se mantiene en la acera del frente, México, Perú e incluso Chile y Uruguay que mantienen posiciones discretas por el temor de no ir contra la corriente, una corriente que sólo se pude traducir en un espejismo.

Ahora le toca a las oposiciones nacionales formar un bloque único regional para enfrentar la penetración o injerencia del bolivarianismo. Una tarea difícil sobre todo porque nos se cuenta con los recursos para hacerlo. En todo caso, la unidad, esa que se intenta y se logra en Venezuela para enfrentar el oficialismo revolucionario totalitario, es esencial para la convivencia y el desarrollo regional. Una tarea difícil, muy difícil pero posible y necesaria.

Es el momento de abrir las compuertas y de entablar un dialogo a nivel de oposiciones, ya que los gobiernos supuestamente democráticos, como los de Argentina y Brasil, sabiendo y probablemente entendiendo lo que ocurre en Caracas y sus sucursales, juegan su propio juego e ignoran las sociedades nacionales que enfrentan la violación de sus derechos por regímenes definitivamente alejados de los parámetros democráticos, cada vez más próximos, sino están ya insertos, en el totalitarismo.

Es el momento de unificar fuerzas para contrarrestar el eje chavista regional que, sin duda, lamentablemente, ha logrado minar y penetrar las instituciones y la sociedad de la región, a través de recursos y misiones costeadas por Venezuela.

Debemos hacer un llamado a todos los dirigentes de la región para que busquen alternativas de diálogo con los movimientos democráticos de todos los países, para encontrar un camino hacia el mantenimiento de la democracia y del progreso en libertad y enfrentar el populismo que nos conduce a un enfrentamiento de clases y a una crisis económica nunca vista, lo que dará paso de nuevo a una derecha conservadora que se adjudicará la razón. La creación de una Internacional Democrática.

Los Latinoamericanos han siempre pensado y razonado correctamente ante las crisis. Las posiciones de la dirigencia han sido acertadas. Ahora, hoy más que nunca, deberán buscar las coincidencias necesarias para detener ese proceso que nada bueno trae consigo, aunque los interesados Lula y Kirchner jueguen en beneficio propio y traten de mostrar cierta solidaridad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba