Opinión Nacional

Una nueva campaña electoral

Las próximas elecciones regionales serán un examen muy importante para el gobierno de Hugo Chávez y para la oposición; pero, en definitiva, será una prueba para los ciudadanos venezolanos. En otras palabras, de alguna manera las elecciones regionales serán, nuevamente, una consulta nacional sobre el modelo político que deseamos en Venezuela para los próximos años.

Plantear posibles escenarios es un ejercicio útil para analizar las posibles consecuencias de nuestras decisiones. El gobierno mantiene su estrategia de consolidar el socialismo en el país. Sin embargo, el gran debate está en cuál es el tipo de socialismo del que habla el gobierno, si es que podemos utilizar el término socialismo para definir el proyecto actual de Hugo Chávez. Hay proyectos sociales que no han solucionado los problemas estructurales y tenemos una gran dependencia de la renta petrolera. Hay disposición de ayudar a los pueblos de Latinoamérica; pero, la inseguridad, la sanidad, la vivienda y la educación son asignaturas pendientes en Venezuela. Por lo pronto, las alianzas más fuertes son con gobiernos más cercanos a una izquierda radical donde los derechos humanos están cuestionados.

En el otro sector, está una oposición representada mayoritariamente por una vieja guardia de políticos o por grupos de derechas que estarían dispuestos a lograr el poder utilizando cualquier estrategia. Incluso, retomar los espacios de poder que perdieron hace diez años. La mayoría de los nuevos líderes se han visto eclipsados por la propia oposición y no han sabido mantener una autonomía de pensamiento político ante los nuevos retos del país. Hay líderes regionales, no partidarios de la revolución, con ideas prácticas y útiles que benefician a la región; pero, son silenciados políticamente por el gobierno y la oposición. No hay indicios, ni en la oposición ni en el gobierno, de un plan político alternativo con el objetivo de crear espacios para el consenso en donde los proyectos de los diferentes sectores del país puedan confluir.

Las elecciones regionales crearan un escenario que puede favorecer o perjudicar los planes del gobierno. La oposición, en algunos casos, pretende asumir el control del poder y establecer alianzas para alcanzar la presidencia, ahora que Hugo Chávez no puede ser reelecto. Sin embargo, es probable que el gobierno tenga una estrategia, asumimos que legal, para garantizar la permanencia en el poder de Hugo Chávez: reformar la constitución, solicitar otra consulta popular o seguir el ejemplo de Vladimir Putin en Rusia.

Las elecciones regionales de noviembre, nos guste o no, tendrá la característica de un nuevo referendum. No obstante, lo ideal sería que cada ciudadano evaluara la calidad, el compromiso y el trabajo de los políticos de su región. Votar con responsabilidad y no por las directrices de una ideología sea de izquierda o de derecha.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba