Opinión Nacional

Una revolución 4X4

Transparencia Internacional ((%=Link(«http://www.transparency.org»,»www.transparency.org»)%)) es una organización no-gubernamental que no sigue lineamientos de Estado alguno, líder en la lucha contra la corrupción a nivel mundial. Fundada en 1993, hoy tiene cien capítulos nacionales y se le conoce por los informes que produce año tras año, fruto de un minucioso trabajo de encuestas a expertos en torno a la corrupción en el sector público de 163 países. Su informe titulado Indice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2006 acaba de ser publicado y muestra de nuevo una estrecha correlación entre la corrupción y la pobreza. El IPC puntúa a los países en una escala del cero al diez, siendo el cero el valor que indica los niveles más elevados de corrupción percibida y el diez el valor que señala los niveles más bajos.

La corrupción, afirma Huguette Labelle, presidenta de Transparency Internacional, atrapa a millones de personas en la pobreza y a pesar de una década de avances en la definición de leyes y normativas anticorrupción, los resultados muestran un deterioro significativo en la capacidad de algunos países para enfrentar ese flagelo que golpea la calidad de vida de los ciudadanos más pobres del mundo. La correlación entre corrupción y pobreza es definitiva. A mayor corrupción gubernamental, mayor pobreza, independientemente de los ingresos fiscales del Estado en cuestión. Casi tres cuartas parte de los países analizados en el IPC tienen una puntuación inferior a cinco y ahí encontramos a los países con ingresos bajos, tanto como a Estados petroleros. Casi toda Africa está ahí, con excepción de dos países. Setenta y un países, casi la mitad, se sitúan por debajo del tres. Haití presenta la puntuación más baja del planeta con un 1.9 y los países nórdicos, especialmente Finlandia, pero también Islandia y Nueva Zelanda comparten la puntuación más alta con un 9.6.

A veces los países mejoran su posición en relación al año anterior, pero también retroceden. Todo depende de la voluntad y de la facilidad que tenga la clase política en el poder para blanquear y beneficiarse de riqueza adquirida injustamente, generalmente a través del saqueo de los activos estatales. Esta clase política financia la consolidación de intermediarios dispuestos a colaborar con la corrupción, que luego terminan constituyéndose en poderosos grupos económicos que mejoran su capacidad para hacer posible la transferencia de recursos de un Estado a la clase política que lo maneja. Hagamos una comparación de los informes de los últimos seis años y ubiquemos a nuestro país.

En 2001 Venezuela ocupaba la posición 70, mejor ubicada que países emblemáticos, acosados por la corrupción como Nigeria, Uganda o Indonesia. En el año 2002, Venezuela bajo al puesto 84, por debajo de Nicaragua y Paquistán. En el 2003 la encontramos en el puesto 104, aún por debajo de Bolivia que tradicionalmente mostraba resultados menos satisfactorios en su lucha contra la corrupción. Llega el año 2004, el año del Referéndum Revocatorio, y Venezuela desciende al puesto 120 y empata con Zimbabwe. Se acuerdan del escándalo que apareció esta semana con la nómina fantasma en el CNE, ¿cuánto tiempo tenía eso andando?, una pregunta que no tendrá respuesta oportuna del Contralor, por supuesto. Llegamos al año 2005 y encontramos a Venezuela en el puesto 136, apenas tres puestos por encima de Etiopía, un país convulsionado por la guerra, el extremismo de izquierda y el socialismo. Y ahora este año, Venezuela alcanza su coronación definitiva. Finalmente muestra un performance excepcional y llega al puesto 140, apenas superada por Haití en todo el continente latinoamericano, que alcanza el puesto de honor, el último en la lista entre 163 naciones a nivel mundial.

El mapa que acompaña al Informe muestra en color blanco a los países más transparentes y en rojo los más corruptos. Venezuela es uno de los más rojos, rojitos del planeta: a esto se reduce la Revolución. Lo demás, sus discursos, proclamas y compromisos, tan solo excusas, muletillas, disfraces. Definitivamente, una Revolución 4X4.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba