Opinión Nacional

Universidad: ¡Autónoma y del pueblo!

El día 26 de febrero dimos una rueda de Prensa en solidaridad con los medios de comunicación. Nos parece fundamental este tipo de iniciativas porque suponen la reactivación del movimiento de ofensiva democrática que todos y cada uno de los venezolanos debemos impulsar.

Consideramos que los merideños debemos empezar a trabajar en distintos ámbitos con un sólo objetivo: desenmascarar al régimen que tiene una tendencia totalitaria y militarista. Ahora bien, tal la lucha nos debe llevar a configurar un gran frente nacional de ofensiva democrática.

Creo fundamental que los jóvenes aguerridos de la Universidad de los Andes, en conjunto con el resto de los miembros de la comunidad universitaria, deben dar un paso al frente para defender la autonomía universitaria que está puesta en cuestión por el régimen con el decreto 3444 del Consejo de Ministros. Es vital el impulso de tal movimiento porque una de las características de un sistema como éste es intentar liquidar a las instituciones productoras de conocimiento crítico.

Recordemos que INTEVEP fue desmantelada, que el IVIC fue secuestrado de tal forma que incluso al médico investigador José Rafael López Padrino, quien fuera director de esa institución y hoy día trabaja en Harvard, y quien además colabora con el diario La Trinchera que auspicia la Asociación Civil Movimiento Federal, le fue suspendido su cuenta de correo de la institución por dar su opinión en relación con las políticas del régimen. Que en la Universidad recién fundada, la Bolivariana, sustituyeron a los civiles por un vicerrector académico que es militar en ejercicio, un general que por su propia formación le imprimirá una estructura de obediencia, muy alejado de lo que significa la cultura universitaria del disenso y la crítica fundamentada. Esto seguirá sucediendo a menos que el pueblo lo impida.

Es por ello que en éste momento, en el que otra vez el gobierno atenta contra las universidades autónomas a través del decreto que faculta al Viceministro para realizar las funciones que le competen al CNU, la ULA debe dar el ejemplo que siempre por lo demás ha dado en esta materia, la defensa del pensamiento autónomo, libre, crítico y su correspondiente ordenamiento jurídico que es el marco institucional que coadyuva a que se fortalezca tal espíritu universitario.

En esa lucha que debe dar el mundo universitario los merideños debemos no sólo aplaudir y acompañar sino participar activamente. Porque la columna vertebral de un sistema democrático está dada por la cultura democrática de un pueblo y ésta se forma dentro del sistema educativo como palanca principal de la sociedad.

La pérdida de la autonomía universitaria pudiera ser el golpe más mortal que el gobierno le daría a la sociedad democrática venezolana y esto tenemos que entenderlo en su justa medida. Unas universidades que se conviertan en «escuelas de cuadros», tal como le ha sucedido a la Universidad Bolivariana, conllevan a que nuestros jóvenes pierdan la noción de lo que significa vivir en libertad democrática, los conduciría sin aviso y sin protesta a una enajenación. No basta pensar que eso no sucederá, no basta decir a mí no me pasará y a mis hijos tampoco. Eso no es suficiente. Lo que realmente debemos hacer es movilizarnos, organizarnos y salir públicamente a defender el derecho a la autonomía. Los merideños, y en eso estoy seguro, debemos y daremos el ejemplo a toda Venezuela. ¡Viva la universidad libre, autónoma y del pueblo! ¡Fuera la bota militar! Esa ha vuelto a ser nuestra consigna de lucha.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba