Opinión Nacional

Vampiros de la política

Los mercaderes de la política que cuando ven que el barco se hunde saltan la
talanquera a ultima hora después que usufructuaron el poder bajo la sombra
protectora del caudillo, están engañaditos si piensan que el país político y
nacional les va a creer el cuento de que ellos no tuvieron arte ni parte en
la destrucción de la nación. Alguien puede equivocarse una vez, pero no
dejarse picar dos, tres y cuatro veces por el mismo Chipo a no ser que como
a los vampiros les guste el merengue hemorrágico. En estos once años a estos
“representantes del pueblo” no se les vio sino levantar la mano para aprobar
todo cuanto el mandamás les imponía desde Miraflores.

Estos camaleones no supieron defender el ideal para lo que se supone fueron
electos en democracia, aun cuando toda Venezuela sabemos que llegaron a la
Asamblea Nacional empujados por el remolcador de turno. Se hicieron de la
vista gorda cuando el país más los necesitó para detener el avance de esta
revolución absurda. Se hicieron los paisa porque ya estaban enchufados
cuando Chávez reemplazó a los civiles por militares activos en los cargos
medios y altos de la administración pública. Nunca abrieron la boca para
condenar a los gatillos alegres de Puente Llaguno que dieron muerte a 19
compatriotas indefensos. No tuvieron coraje para desmentir al Tri-soleado
general Lucas Rincón cuando nos escupió la cara al anunciarle a la nación
que Chávez no había renunciado, por lo que ellos también admitieron que hubo
un golpe tocuyero y no un vacío de poder que lamentablemente fue cubierto
por civiles y militares trasnochados.

Por lo tanto, estos escurridizos son co-responsables de los asesinatos a
mansalva en los alrededores de Miraflores; de los encarcelamientos, juicios
y condenas sin justicia a los policías que obraron en defensa de la sociedad
civil; de la bofetada a la voluntad popular que quedó plasmada con el NO en
el referéndum consultivo; de las invasiones indiscriminadas, de las
expropiaciones y confiscaciones apresuradas para tapar el hueco social y
fiscal. En fin, estos caras duras son tanto o más responsables del desastre
nacional que los mismos oficialistas, por cuanto también le dieron el
garrote al loco a cambio de una miserable cuota de poder.

Si con la ayuda de la Providencia y el buen comportamiento de la oposición
logramos llegar ilesos a Septiembre, estas nubes sin agua verán llover café
en el campo, pero no en el suyo. Desaparecerán del mapa electoral como todos
aquellos políticos primaverales de la 4ta a quienes más nunca se les vio ni
en fotografía, mucho menos decir pío.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba