Opinión Nacional

Ve, fíjate y dedos índices

Me voy a referir a las aburridas peroratas del teniente Chávez, que si bien no van dirigidas a persona sensata alguna, cumplen el perverso cometido de mantener en jaque a los idiotas que le escuchan, ya se trata de arreados, comprados o atontados asistentes a algún acto público, o necios que pierden su tiempo escuchándole por radio o televisión, quienes creo son muy pocos.

Se entiende que el primer magistrado de un País se dirija a los ciudadanos a través de los medios audio visuales para informar brevemente acerca de hechos o acontecimientos de importancia y de interés general, pero no para hacerse publicidad con fines políticos partidistas o simplemente electorales, pues el ejercicio del cargo de Presidente comporta el gobernar para todos, cualquiera sea su condición social. y no para unos cuantos. 

En el caso del teniente, resulta que, con el mayor descaro e inescrupulosidad utiliza la radio y la televisión para hacer comerciales alabando a su incompetente régimen, y creando una atmósfera de odio y división entre los ciudadanos, confrontación que disfraza destacando al comunismo o pelabolismo que promueve, contraponiéndolo con el capitalismo, entendido por él como la forma de vivir de aquellos que hacen del trabajo y del esfuerzo personal y familiar su condición y buena calidad de vida.

Obviamente que el teniente está claramente ubicado dentro de lo que en Venezuela conocemos como el perraje, confirmado por su antecedente militar y la acostumbrada manía de éstos de formar familia primero con jóvenes de color y luego de abandonarlas, entregarse a rubias pelo platinado.

El asunto es que el teniente está seguro de que sus charlas magistrales efectivamente tienen una utilidad, que es cierta, en la misma medida en que estemos claros en que esta palabrería tiene un fin comunicativo fraudulento dirigido a esa masa que ahora llaman chavistas duros, y la única intención del interfecto es la de impedir a toda costa la pérdida de votos de sus adoradores.

En efecto, el teniente Chávez emplea en sus latosas intervenciones maliciosas técnicas y mecanismos de comunicación que tienden a hipnotizar a los  oyentes, en lo que se viene conocimiento como la Hipnosis Neuro-lingüística, que consiste en el empleo de frases o formulas interrogativas o dubitativas que crean dudas en el público al punto de convencerle de que el expositor tiene la razón o está en lo cierto.

Esta estrategia comunicacional, ha venido siendo usada en el Imperio norteamericano, básicamente en la publicidad y venta de artículos de consumo masivo y es una forma de captar la voluntad de los compradores mediante una sutil seducción verbal.  Por supuesto el teniente ha criollizado el mecanismo, al punto de emplear repetidamente expresiones provincianas como el “Ve” y el “Fíjate”, que en lenguaje aldeano provocan confianza entre expositor y receptor, al hacerlos sentir iguales.

Es una forma de hablar en criollo, que innegablemente sabe utilizar el señor Chávez, y es propio de muchísimos venezolanos de bajo nivel intelectual y cultural. Adicionalmente y en paralelo,  este hablador gesticula con las manos de un lado a otro con sus dedos índices apuntando hacia el frente, en una especie de muestra de identidad con sus oyentes, en lo que lo ayuda su oscura piel y pelo malo.

Este mecanismo puesto en práctica por el rojismo, obviamente que no tiene cabida en personas de meridiana inteligencia, que no van a sucumbir ante la expectativa de una limosna o socorro oficial. De allí, que en lugar de quejarnos ante las mafalditas del CNE por el abuso del teniente, debemos desarrollar una estrategia tendiente a descaretar sus engañosas cadenas, denunciar la maliciosa técnica de empatía, y finalmente, desafiar el poder cívico militar que ejerce.

A la fecha creo que finalmente la Unidad se le ha montado encima al régimen con los temas de Pudreval e inseguridad, y por eso están desesperados.

Hasta por el hocico.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba