Opinión Nacional

¡Venezolano siempre, comunista nunca!

Venezuela retrocede hacia décadas que parecían superadas. Pero, no hay nada definitivo en la vida de los pueblos. Siempre se puede dar marcha atrás. Los países nunca tocan fondo. Pueden ir para peor. Mejoran cuando empiezan a hacer bien las cosas mal hechas y corrigen los errores. Los años sesenta fueron muy ricos en ideas, debates, acciones concretas y enfrentamientos severos entre las variadas concepciones existentes para aquel tiempo de guerra fría, de muro de Berlín y de revolución cubana. En nombre de la democracia y la libertad, de la dignidad de la persona humana, de la perfectibilidad de la sociedad civil desde la perspectiva plural que debe caracterizarla, del bien común como instrumento para alcanzar la justicia social y, por supuesto, en defensa de la soberanía nacional y de la integridad territorial de la República, enfrentamos y derrotamos tanto al comunismo continental y mundial como a las variantes socialistas que dentro y fuera de Venezuela sirvieron de instrumento a los propósitos de la revolución castro-comunista, invasora y terrorista. Los combatimos en todos los terrenos. Venezuela se empinó por encima de las dificultades. Como un todo libró una de las más hermosas batallas de su historia. Los principios fundamentales de la democracia se abrieron paso y creímos haber consagrado para siempre la separación y equilibrio entre todas las ramas del poder público, la subordinación del poder militar a la autoridad civil, y los derechos de propiedad y trabajo. También la supremacía de la familia y la consagración del municipio como núcleo fundamental de la organización del estado. Grave error no haber atendido las luces rojas que se prendieron progresivamente en el tablero.

Es cierto que desde entonces hasta ahora registramos imperdonables desviaciones. Pero cierto también, que las recientes declaraciones de Chávez declarándose “socialista” y proclamando el inicio de la “guerra revolucionaria del siglo XXI”, sumadas a las actuaciones puntuales del gobierno desde el 31 de octubre pasado a hoy, definen claramente a un comunista radical de los sesenta en agresiva actitud contraria a los intereses de la Venezuela del siglo que se inicia. La patria peligra. Las conquistas logradas pierden espacio. La incertidumbre y el temor se apoderan de la vida nacional. Los viejos y nuevos partidos lucen desconcertados unos, desbordados todos y entregados algunos de sus dirigentes por comodidad o complicidad. La revolución comunista siembra de miseria y terror el territorio nacional. Copiando la experiencia cubana garantiza el fracaso, una ruina moral y material que atenta contra la unidad esencial y permanente de Venezuela. Hoy como ayer, vamos a enfrentarlos de nuevo. Con radicalismo y con fe. Más allá de las palabras. Nuestras convicciones son, además de ideas, una forma de ser, una actitud irrenunciable ante la vida. Frente a la barbarie que destruye, resistencia y libertad. ¡Venezolanos siempre, comunistas nunca!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba