Opinión Nacional

Venezuela contra todo fraude

(%=Image(3510205,»L»)%)

Días definitivos vivirá el país las próximas semanas. La calle está caliente. El gobierno vive en otra galaxia, menosprecia el peligro inminente que para su existencia significa el empeño en imponer la propuesta constitucional del señor Chávez por caminos al margen de la legalidad. Las verdaderas fuerzas motrices de la nación continúan pronunciándose radicalmente en contra de las pretensiones oficiales. Para el ciudadano común no se trata de una simple reforma, ni siquiera de una nueva Constitución.

Para él carece de sentido el infantil esquema de votar o no votar en el plesbicito convocado por el desprestigiado Consejo Nacional Electoral a instancias de una deslegitimada Asamblea Nacional, de un SI o un NO que en definitiva mantiene vivas las esperanzas del gobierno y relativamente vigente a la oposición prisionera de una calculada desviación electoralista, probadamente fracasada y desmoralizante.

Hemos visto declaraciones contundentes de los Rectores de las principales universidades públicas y privadas del país, de los más calificados dirigentes estudiantiles, de las asociaciones de profesores y de los trabajadores que en ellas prestan sus servicios.

También del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, de los industriales, de las academias nacionales, de los colegios de abogados de todo el país, de los decanos de las facultades de Derecho y Ciencias Políticas, de las federaciones de maestros y trabajadores de la enseñanza, de los ganaderos y de otras organizaciones del sector agropecuario, de prácticamente todos los gremios profesionales.

También y de manera contundente se pronunciaron la Conferencia Episcopal Venezolana y el Consejo Nacional de Laicos, los vecinos organizados en la Red Nacional de Asociaciones de Ciudadanos y la murmuración mezclada con profundo malestar en los cuarteles y escuelas militares ya es inocultable.

El régimen trata de ahogar la protesta nacional a punta de represión, de violencia física contra dirigentes e institucional en contra de instituciones civiles autónomas y los pocos medios de comunicación libres que nos van quedando. Miente y manipula la información que trasmite.

Al perder la razón y quebrarse los restos de afectividad que podían quedar hacia Chávez, lanza una arremetida universal contra todos y contra todo cuanto se oponga. Se multiplican los heridos, se suman muertes inocentes al rosario de crímenes políticos de estos años enlutando al mundo universitario.

El hampa politizada por el gobierno hace de las suyas en el papel mejor logrado que el vicariato organizado haya cumplido en estos años. El Alto Gobierno da pena. Los voceros políticos de la Asamblea y otras instituciones no lograr recuperar la credibilidad perdida hace rato. Las manifestaciones se multiplican y la desesperación oficial crece.

Chávez debe retirar su propuesta. Cancelarla definitivamente. Él es el único responsable del creciente nivel de la confrontación. Si no la retira, tendrá que irse. No hay otra opción para la libertad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba