Opinión Nacional

Venezuela: marxistas en altos cargos

(AIPE)- Hay todavía cierto optimismo en Venezuela, después de la consolidación del régimen de Chávez. Relegitimado como presidente en las elecciones del 30 de julio, con una flamante constitución hecha casi a su medida y con amplio control de los otros poderes del estado, se pensaba que el «comandante» pudiera comenzar de una vez a gobernar y rescatar al país de la profunda postración en que se halla. Pero nada alentador sucedió en agosto y todos los indicios apuntan en una dirección que hace temer que seguiremos viviendo en medio de la confrontación permanente y la más completa inseguridad jurídica.

Instalada ya la nueva Asamblea Nacional, esta ha mostrado, en sus primeras actuaciones, muy poco apego a la normativa que emana de la Constitución de 1999. Algunos de los más importantes personajes del chavismo, como Luis Miquilena, han avanzado inclusive la idea de que la provisionalidad no ha acabado y que ha de ser mantenida, al menos, hasta enero de 2001. La cúpula dirigente quiere pasar por alto las disposiciones más democráticas de la nueva carta magna y seguir designando «a dedo» a todos los funcionarios del estado, como se ha hecho hasta ahora.

Nada mejor están las cosas en materia económica, donde aún se habla de hacer una absurda «Constituyente Económica» para definir el modelo de desarrollo del país, o con relación a la educación, la salud o la infraestructura. Y esto no es casual: el equipo gobernante, tanto o más que el propio Chávez, sigue anclado en el pasado, no en el pasado de nuestro desarrollismo populista tan latinoamericano sino en el más ominoso y triste del marxismo.

Carlos Lanz, un ex guerrillero que nunca se ha retractado de su fanatismo marxista y que fue autor del famoso secuestro en los años 70 del Sr. Niehous, ejecutivo norteamericano de la empresa Owens Illinois, está a cargo de diseñar los nuevos programas del Ministerio de Educación, obligatorios para millones de estudiantes. Y el propio ministro de ese ramo, Héctor Navarro, escribió hace apenas seis años, lo siguiente: «El socialismo se mantiene […] en Corea del Norte que, aunque aislada y solitaria, ha logrado una economía sólida [y] en Cuba… cuyos logros en salud, educación, ciencia y cultura son una espina que molesta a la potencia del Norte». Recomendaba, además, «una separación racional y planificada, de carácter temporal, de la economía nacional de aquella mundial». («Ciencia y Tecnología para Venezuela: Una propuesta alternativa», Ed. Apucv, Caracas, 1994, pp. 7 y 26). Los otros autores del documento son Jorge Giordani, ministro de Planificación, Juan de Jesús Montilla, quien fuera hasta hace poco ministro de Industria y Comercio, y el profesor Víctor Morles.

El equipo de gobierno de Hugo Chávez está conformado por muchas personas de similar orientación que cooperan, formando un conjunto heterogéneo, con militares nacionalistas, políticos del viejo sistema que se han pasado a la «revolución» y -por supuesto- los oportunistas de siempre. No se precisa ser demasiado pesimista para afirmar, entonces, que con esas ideas y esa gente es muy poco lo que puede resultar de innovador y constructivo en la gestión que, formalmente, ahora se reinicia.

Todavía algunos analistas piensan que, en un futuro no tan lejano, Chávez tendrá que abandonar esta confusa orientación para hacer frente a los serios problemas económicos que enfrenta el país, y que seguramente se volverán más difíciles de manejar cuando los precios del petróleo desciendan desde las alturas en que ahora se encuentran. Pero no le resultará nada fácil: ni él cree en la apertura hacia un mundo globalizado ni su administración podrá prescindir, rápidamente, de las personas que constituyen la columna vertebral de su movimiento político. Por eso me parece que este gobierno, como tantos otros, tendrá que aprender por el método más penoso que es imposible regresar con éxito a los modelos del pasado: nuevas crisis, nuevas dificultades, aguardan seguramente a Venezuela en los próximos años.

* Analista político venezolano.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar